SPIRITS

Resulta evidente que elaborar una trama con cierta originalidad, sobre un tema relativamente virgen, no supone un handicap especialmente difícil de superar para cualquier equipo con talento y esa justa dosis de imaginación.

No obstante, aquello que le aporta un interés añadido al software son las innovaciones estrechamente ligadas a su desarrollo, y la forma de desgranar la aventura.

Precisamente uno de los grandes aciertos de Spirits radica en que consigue contagiar al jugador de esa agradable sensación que supone enfrentarse a un reto diferente con respecto a lo ya conocido.

En parte debido a la sugerente puesta en escena, que divide la pantalla en dos partes bien diferenciadas entre sí.

Y así, la zona superior acoge la acción propiamente dicha, donde un valeroso mago se verá en la tesitura de rescatar a una dulce y gentil princesa, además de un fornido caballero, para lo que deberá batirse en singular duelo contra todo tipo de funestas criaturas, entre las que destaca un águila infernal.

Por contra, el margen inferior muestra de forma simultánea el seguimiento de los objetos y personajes que dicho mago deberá localizar, para cumplir así con éxito la arriesgada misión que le ha sido encomendada.

En lo que respecta a su ambientación, de corte fantástico, se centra en el interior de dos lúgubres castillos, conectados entre sí mediante un sinuoso y extenso pasaje subterráneo.

Gráficamente el juego cumple con holgura, llegando a mostrar en pantalla hasta 86 estáncias por explorar; una cantidad muy superior a tantos otros programas de la época, si bien es justo reconocer que no alcanza la escandalosa cifra de los 142 habitáculos de los que sí podía presumir el legendario Survivor, también por obra y gracia de la prestigiosa compañía Topo Soft, allá por el lejano año 1.987.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.