SPY HUNTER

spy-hunter-midway-arcade-coin-op-pixel-art-amstrad-cpc-apple-ii-atari-2600-8-bit-bbc-micro-colecovision-commodore-64-nes-pc-dos-zx-spectrum-xtreme-retro

Si los ochenta fueron una época de excesos, pocos videojuegos ejemplificarían tales años como el primero de los Spy Hunter, la mítica recreativa licenciada por Midway en 1.983.

Concebido como un juego de conducción y acción rebosante de testosterona, Spy Hunter parecía construído sobre las bases mismas de la masculinidad más tópica y macarrónica: a bordo de un rugiente muscle car, un Interceptor G-6155 inspirado directamente en el Chevrolet Camaro Z-28 que el diseñador del juego – George Gómez – conducía entonces, el juego nos catapultaba hacia una auténtica orgía de furia al volante, de violencia automovilítica que parecía deudora de Mad Max, de Death Race 2000 y de cualquier escena de persecución de película de James Bond.

spy-hunter-midway-arcade-coin-op-xtreme-retro-1

Y es que el agente 007, macho alpha por excelencia, parecía la obvia inspiración de un título que ofrecía al jugador una auténtica panoplia de armamento bizarro con la que acribillar, empitonar, misilear y machacar a cuanto hijo de mala madre se nos pusiera por delante.

Y todo ello al son del mítico Peter Gunn theme, posiblemente la mejor música de persecución jamás compuesta, que sustituía al tema original de la BSO de James Bond que, por razones de presupuesto, no había podido licenciarse.

spy-hunter-midway-arcade-coin-op-xtreme-retro-2

El juego se materializó en una recreativa que, en sus dos variantes – de pie y con asiento -, parecía expresamente diseñada para que el jugador marcase un buen paquete.

Frente a un volante simplemente acojonante, idéntico al del mismísimo Coche Fantástico – otro referente básico del juego -, la máquina exigía un control exquisito, unos nervios de acero y un chulesco palillo en la boca: aquella palanca de cambios, que debía ser accionada en súbitos empellones cuasigenitales, era inmanejable para el bíceps del jugador novato… y del pringao en general.

spy-hunter-midway-arcade-coin-op-xtreme-retro-3

La sombra de semejante glosa al falo rodante es alargada, y el éxito del original propició numerosos remakes y ports, destacando un sacrílego Spy Hunter : Nowhere to Run – 2.006 – en el que la idea original derivaba en un tibio gazpacho de conducción y acción en tercera persona, con el anónimo chulazo protagonista abandonando el santo coche – ¡! – y liándose a tiros.

Un remake en eterno proceso de adaptación al cine, protagonizado por el testosterónico DwayneThe RockJohnson, actor sin duda muy dotado para encabezar semejante mostrencada.

spy-hunter-midway-arcade-coin-op-xtreme-retro-5

AMOR EN LA CARRETERA

Respetar a los conductores civiles era indispensable tanto para puntuar – y así obtener vehículos adicionales – como para poder llamar, con recio palmetazo sobre el botón central del volante, al camión que nos aprovisionaría de nuevas armas, humo, aceite o misiles con los que derribar helicópteros.

Además, el juego incluía pequeñas fases acuáticas, con idéntica estructura y enemigos como Doctor Torpedo.

spy-hunter-midway-arcade-coin-op-xtreme-retro-4

BAD MOTHERFUCKERS

Los enemigos pertenecían a la misteriosa organización NOSTRA, y tenían nombres tan flipantes como The Enforcer, The Road Lord o Switchblade – “El Navajas” -.

Cada uno requería una táctica diferente: acribillamiento, empujón lateral o misil antiaéreo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.