SPYRO THE DRAGON

No hay nada peor que la envidia, y Gnarly Gnorc – el malo de turno – siente mucha envidia de los dragones.

Tanta, que es capaz de usar la magia para convertirlos en estatuas y robarles sus tesoros.

Pero el hechizo de Gnarly ha pasado por alto a un dragón, Spyro, un pequeño héroe dispuesto a viajar por las Cinco Tierras para salvar a sus amigos… y, ya puestos, darle una buena tunda a Gnorc.

El estreno de Spyro fue todo un acontecimiento en PlayStation.

No sólo se trataba de uno de los primeros juegos de plataformas en 3D, sino que, al contrario que Crash Bandicoot, las tres dimensiones eran totales: podíamos movernos con total libertad, sin estar limitados por un camino prefijado.

Todo un alarde tecnológico para la época, con el que Insomniac Games hicieron de la necesidad virtud, superando las – aparentes – limitaciones del hardware de PSOne.

También les vino de perlas contar con una banda sonora de Stewart Copeland, de los míticos The Police.

Pero consideraciones técnicas aparte y centrándonos en la diversión, Spyro the Dragon era – y sigue siendo – un juegazo incontestable.

Gracias a un control perfecto y a un diseño de niveles brillante, la exploración era una gozada.

El jugador se sentía incentivado a recorrer cada rincón para obtener todos los secretos y tesoros.

No sólo eso: más allá de su aspecto infantil, Spyro the Dragon tenía un ácido sentido del humor; además de un nivel de dificultad que, sin llegar a ser desesperante, suponía un verdadero reto para los jugadores más completistas.

Una serie de valores que, casi 20 años después, se mantienen intactos en esta joya.

UN DRAGÓN PEQUEÑO PERO MATÓN

Para liberar a su familia y amigos del hechizo de Gnarly Gnorc, el joven Spyro debe recorrer las Cinco Tierras – cada una de ellas con varias secciones – y cumplir una serie de objetivos, haciendo buen uso de sus habilidades “dragoniles”.

¡Que no os engañe su tamaño!.

Con sus cuernos y su aliento de fuego, este dragoncito es imparable.

PODERES

A la hora de explorar los mundos y cumplir sus objetivos, Spyro puede saltar, planear y embestir o usar su aliento de fuego.

OBJETIVOS

Cada mundo tiene una serie de objetivos que cumplir, como conseguir tesoros, huevos o liberar a los dragones petrificados.

GNARLY GNORC

El objetivo final es entrar en el mundo de Gnarly para derrotar a este “gnomo-orco” y liberar a nuestros amigos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.