STAR FOX 64

El Star Fox original – conocido por estos lares como Starwing – era una demostración de la tecnología Super FX de Nintendo, un chip que permitía a un sistema anticuado como Super Nintendo manipular polígonos de una forma con la que los diseñadores originales jamás pudieron soñar.

Su continuación para Nintendo 64, no obstante, era aún más ambiciosa: transformar una banda de sarrosos pilotos en una ópera espacial.

El nivel final ha sido extraído directamente de Star Wars, completado con un momento cursi centrado en el retorno del padre de Fox, mientras que Independence Day se convierte en inspiración visual para una impresionante nave nodriza.

El original quizá sugería un universo más vasto del que se expandía por sus pasadizos, pero Star Fox 64 está ahí, con su viaje desde el fondo del océano hasta planetas compuestos de lava, parando para entablar reyertas tridimensionales y carreras por psicodélicos agujeros de gusano.

Hay que conducir un tanque para dar con un tren, o entablar un ballet de rayos láser con monos robotizados.

Y el desarrollador es por supuesto Nintendo, así que la lista de pequeños y brillantes detalles es inacabable, como la camaradería con el resto del equipo, lamentando maniobras o sumergiéndose en el corazón del peligro para ayudarse mutuamente.

El Rumble Pak convierte esta en la primera consola que incluye retroalimentación háptica, hoy en día un componente habitual.

Los múltiples trayectos vienen dictados por el nivel de éxitos o fracasos.

Los enemigos que desafían constantemente, el rostro del malísimo Andross, el distintivo “Whaaaa?” del General Pepper cuando recibe el pago final por sus servicios… y en definitiva, la banda de casposos pilotos de Nintendo y su magnífica opereta espacial, se han ganado un hueco en todos los corazones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.