STAR WARS PINBALL 2000

A todos aquellos que idolatran la consagrada franquicia de Star Wars, La amenaza fantasma les habrá parecido cuanto menos decepcionante.
Ríos de tinta han corrido sobre aquel largometraje, en el que se aprecia un desfile de pirotecnia gratuita dirigido más por empresarios que por artistas devotos a la saga.
O quizá no.

El caso es que son muchos los que cuestionan la calidad de la película, pero al menos es justo reconocer que si ofrecía un buen pretexto para desarrollar cuantiosos juegos con licencia e inspiración galáctica.
Y a modo de curiosidad, la primera recreativa basada en aquel estreno, bautizado para la ocasión como Episodio I, no era una coin-op al uso, sino un llamativo pinball.

Otro más, pero no uno cualquiera, pues se trata de un producto Pinball 2000; es decir, que utiliza el mismo sistema modular ideado por MIDWAY para reducir el coste de instalación y reemplazo de estas codiciadas máquinas.

El truco, para aquellos que no estén versados en este afamado sistema, consiste en situar bajo el cristal un monitor que proyecta imágenes holográficas, y que a su vez reacciona al ser golpeado por la bola de turno.

Aunque el primer lanzamiento de la gama 2000 – conocido con el sonoro nombre de Revenge from Mars – tuvo cierto éxito, la idea necesitaba un apoyo más serio para que los propietarios de los añejos salones arcade se decidieran a respaldarla plenamente.

¿Y qué mejor soporte que una apetecible licencia Star Wars de nuevo cuño?.
Si a esto le añadimos un apartado gráfico solvente, que poco o nada se parecía a la ingenua estética de serie B presente en el anterior juego, pues tanto mejor.

Las dieciocho fases – o minijuegos, según se mire – que conforman este Star Wars Pinball 2000, dejan patente que el sistema de MIDWAY permite unos efectos visuales de puro lujo.
Basta con decir que en algunos momentos puntuales se alcanzan escenas de verdadero cine digitalizado, aunque por contra, la calidad de los distintos minijuegos resulta variable.

Entre ellos destacan la carrera de cuádrigas o el mismísimo enfrentamiento contra el temido Darth Maul, que son claros ejemplos del buen uso de una licencia y las posibilidades que ofrecen los clásicos pinballs, y comparten protagonismo con otras etapas llamadas Jedi Musical Chair, que como cabía esperar, son tan decepcionantes como su propio nombre indica.

En cualquier caso, Star Wars Pinball 2000 no supone una revitalización decisiva dentro del género, pero si resulta lo bastante divertido y variado.
Tristemente, el intento de adaptar este juego a un público infantil – es decir, el mismo al que se dirigía el film, nos guste o no – hace que MIDWAY haya cometido el error de insultar a la inteligencia de sus usuarios.

Son tiempos duros para las máquinas de pinball, no cabe duda.
El eterno juego de la bolita está enfrascado en plena lucha por la supervivencia., intentando quizá ahorrar lo suficiente para comprarse un billete con destino al futuro.
Afortunadamente, las innovaciones técnicas todavía consiguen brindarles incontables motivos de alegría a sus seguidores, aunque muchos nos tememos que su suerte, tal como sucedió con las viejas salas de juego, ya está echada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.