STAR WARS: X-WING VS. TIE FIGHTER

Cuando apareció, en 1.997, Star Wars: X-Wing Vs. TIE Fighter supuso, sin lugar a dudas, una de las mayores decepciones del año.

Para los admiradores que habían devorado con avidez tanto X-Wing como TIE Fighter, sumergirse en su poderoso modo de campaña para toparse con un juego que, en realidad, no disponía de tal, fue todo un trauma.

Desde luego, habían sido advertidos, pero la reacción fue tan inmediata y extrema que LucasArts y el desarrollador que lo diseñó, Totally Games, lanzaron a toda prisa una ampliación – irónicamente titulada Balance of Power -, para reconducir la situación.

Pero al concentrarse en lo que el juego no tenía, la gente no reparó en sus virtudes.

Dicho lo cual, Star Wars: X-Wing Vs. TIE Fighter es un título de combate espacial que utiliza el respetado diseño que animaba los anteriores juegos de X-Wing, ofreciendo una sutileza táctica basada en la habilidad para intercambiar poderes entre los escudos, lásers y motores, y un interesante desarrollo fundamentado en el dogfight, o combate entre cazas.

Este formato lo convertía en una experiencia multijugador tan accesible como los FPS especializados que dominaban el mercado en aquella época, aunque no fue suficiente para asegurarle un lugar en la historia.

En cualquier caso, el juego representa un callejón sin salida en el espacio multijugador, que otros títulos como Crimson Skies intentaron ampliar sin éxito.

Pero el modelo de vuelo de Star Wars: X-Wing vs. TIE Fighter sigue ofreciendo una mezcla única de emociones de máquina recreativa y simulación, y jugar contra otros brinda toda la tensión de los mejores momentos de la saga.

Si no, que se lo pregunten a la fiel comunidad que ha seguido practicándolo hasta hoy mediante clientelas caseras y otras manipulaciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.