STARDEW VALLEY

A la estela de la serie Harvest Moon florece Stardew Valley, título creado por Eric Barone que ya lleva tiempo disponible para su descarga tanto en Steam como en PS4, Xbox One y Nintendo Switch, y que, ahora, llega en una edición en formato físico con mapa, guía y BSO – eso sí, sólo para consolas -.

Hacer crecer una granja es sólo el principio en esta pixelada propuesta, que mezcla con maestría la estrategia de gestión con no pocos toques de simulador social.

Buscando un cambio de vida radical, nuestro personalizable avatar se desplaza hasta la granja de su difunto abuelo.

Allí, nos encontraremos con una destartalada propiedad que deberemos limpiar y acondicionar para empezar a cultivar hasta 41 tipos de vegetales, criar animales, obtener minerales, pescar… ¡e incluso combatir contra monstruos!.

GRANJERO BUSCA ESPOSA Y AVENTURAS

Paralelamente, vamos conociendo a nuestros vecinos y la problemática del lugar, mejorando las relaciones con ellos y tejiendo una historia – con toma de decisiones – que tiene mucha más miga de lo que parece.

Hasta podemos casarnos y tener hijos.

Pero todo a nuestro ritmo.

El tiempo pasa, sí, y debemos prestarle atención tanto para repartirnos nuestros quehaceres diarios como para planificar nuestras cosechas o asistir a eventos.

Pero el juego no nos obliga a nada.

Podemos dedicarnos a nuestra granja sin prestar atención a las misiones que puedan encargarnos nuestros vecinos, o dejar que se pudran nuestras lechugas y dedicarnos a socializar.

¡O todo a la vez!.

Hay tanto por hacer y descubrir en Pueblo Pelícano que no querrás salir de allí.

VALORACIÓN PERSONAL

Pocos juegos me han sorprendido tanto últimamente como Stardew Valley.

No suelen gustarme los juegos de estrategia de gestión, pero, aquí, está todo tan cuidado y bien medido, y tiene tantos detalles por descubrir, que no podía dejar de jugar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.