STELLAR ASSAULT

Los acercamientos y rotaciones que podéis observar en las imágenes que acompañan a este artículo distan mucho de ser una ilusión óptica.

Las dos naves que quedan a vuestra elección son capaces de realizar sorprendentes giros de 360 grados, rotar sobre sí mismas y, por supuesto, ser dirigidas en cualquier dirección posible.

Con todo, la mecánica de juego no presenta grandes novedades.

Como buen matamarcianos que es, hay que cumplir una serie de misiones en las que, lo realmente importante, es dejar limpia la pantalla de naves y zonas de aprovisionamiento enemigas.

Todo ello hasta completar un total de 40 objetivos, que irán sucediéndose uno tras otro con un grado de dificultad progresivo.

Para superarlas, como decíamos, vais a disponer de dos naves diferentes.

La primera es más sencilla, con gran capacidad de disparo y una mayor maniobrabilidad, mientras que la segunda puede ser dirigida por dos jugadores simultáneos, uno para los mandos y otro para el disparo, o un escudo protector que debéis mantener en buen estado si no queréis ver aparecer las temidas palabras Game Over.

Y además podéis modificar la velocidad de la nave, algo fundamental para acertar con mayor fiabilidad en los objetivos.

Dicho lo cual, los gráficos que presenta Stellar Assault son totalmente poligonales, con texturas y colores planos a excepción de las explosiones.

Otro aliciente añadido, aunque menos importante, es la posibilidad de elegir tanto el color de vuestro aparato como el de los enemigos entre cuatro posibilidades distintas.

En fin, un cúmulo de virtudes que 32X pone a vuestro alcance, sobre todo si os gustan los shooters intensos.

ACERCAMIENTOS

Los acercamientos de las naves a sus objetivos os dejarán asombrados por su enorme espectacularidad.

LA NUEVA GENERACIÓN

Polígonos a tutiplén, una gran batalla espacial y dos naves bien armadas os esperan en este sugerente título para 32X.

No en vano, Stellar Assault posee todos los elementos que, en el ecuador de los noventa, definían a un matamarcianos de nueva generación.

Otro de los apartados que llaman poderosamente la atención son las explosiones, tan potentes como se espera de un buen shoot’em up.

TRES VISTAS A ELEGIR

Hasta tres perspectivas diferentes se pueden elegir en cualquiera de las dos naves.

Una totalmente exterior, la segunda también exterior pero situada en la parte inferior de la pantalla, y la tercera desde el interior de la nave.

Para seleccionarlas es necesario disponer de un segundo pad de control.

AUTOMÁTICO O MANUAL

En este modelo de nave podéis elegir entre piloto automático – sólo manejaréis el punto de mira del disparo – o manual.

Pero ambas naves disponen de un escudo de seguridad, que se puede activar cuando los impactos sean inevitables de esquivar.

DIVERTIR SIN EXCESIVAS FLORITURAS

El soporte para los 32 bits de SEGA iba mostrando sus posibilidades de diversión dentro del cada vez más competitivo mundo de los videojuegos.

Stellar Assault era un matamarcianos de nueva generación, en el que las texturas y los gráficos poligonales son utilizados profusamente con un resultado más que aceptable.

La variedad de misiones, los dos jugadores simultáneos y la posibilidad de dirigir dos naves diferentes dan como fruto una notable jugabilidad, que se confirma con la enorme maniobrabilidad de las naves, capaces de realizar todo tipo de movimientos imaginables.

Si a esto le añadimos una capacidad de disparo inagotable y una serie de objetivos lo suficientemente amplia para no aburrir, el resultado es un matamarcianos sin pretensiones, pero rematadamente divertido.

EN SÍNTESIS

Polígonos y texturas planas para unas enormes naves enemigas en comparación con nuestro caza ponen la guinda al apartado gráfico.

Cada una de las misiones dispone de un tema musical que se deja escuchar de principio a fin, aunque el resto de aspectos sonoros no están tan cuidados, con unas explosiones que suenan lejanas y son demasiado parecidas entre sí.

Por lo demás, las dos naves responden al instante a las órdenes de nuestro pad, y además son fáciles de manejar.

La opción de dos jugadores simultáneos, junto con otros detalles secundarios, también influyen positivamente en este aspecto.

En definitiva, un buen matamarcianos que, sin grandes alardes ni pretensiones, cumple a la perfección con el objetivo de todo juego: divertir.

PROS Y CONTRAS

A destacar la excelente capacidad de maniobra de las naves.

En el lado opuesto de la balanza, se sitúan los modestos efectos de sonido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.