STREET FIGHTER II TURBO: HYPER FIGHTING

Después de que Capcom lanzara al mercado Street Fighter II: The World Warrior, en 1.991, los juegos de lucha cambiaron radicalmente.

Tenía personajes carismáticos, niveles audiovisuales excelentes y una jugabilidad sólida y repleta de matices que aunaba el combate tradicional con unos movimientos especiales y extravagantes, que llegó a ser un fenómeno mundial.

Y brotaron las versiones.

Street Fighter II Turbo: Hyper Fighting es la variante más fascinante que Capcom haría del juego antes de que creara la principal actualización con Super Street Fighter II: The New Challengers – 1.993 -.

Poco después de que se lanzara en 1.992 la Champion Edition, la demanda de productos de Street Fighter era tan acuciante que los piratas chinos ya habían empezado a comercializar versiones adicionales de la máquina recreativa en el mercado negro, la más infame de las cuales fue Street Fighter II: Rainbow Edition.

Estas versiones ilegales hicieron que la jugabilidad se resintiera al aumentar la velocidad del título y añadir varios elementos, como proyectiles teledirigidos y muros de bolas de fuego, pero consiguieron lucrativos beneficios.

Con Hyper Fighting Capcom intentó frenar este aluvión de modificaciones sin licencia.

Se aumentó la velocidad del Street Fighter II primigenio, ofrecieron una nueva variedad de colores para los personajes y, sobre todo, los perfeccionaron para mejorar sus habilidades a la vez que les añadieron nuevos movimientos especiales, como la bola de fuego de Chun-Li y la teletransportación de Dhalsim.

El juego, que representa la cumbre de la serie en su vertiente más clásica, ofrecía una selección de opciones de velocidad y un conjunto equilibrado sin parangón que hizo que los productos ilegales, como Rainbow Edition, parecieran esencialmente obsoletos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.