STREET FIGHTER III: THIRD STRIKE

Los atareadísimos desarrolladores de Capcom le dieron punto final a la célebre saga de Street Fighter III con este título, que fue distribuido por Virgin.

Como muchos de los seguidores incondicionales del juego de lucha por excelencia de Capcom sabrán, esta subsaga no ha gozado de excesivas conversiones domésticas, siendo Dreamcast la principal receptora de la totalidad de entregas, de las tres existentes de esta particular serie que daba continuidad al mítico Street Fighter II, y argumentalmente se sitúa pasados los hechos del actual Street Fighter IV.

El título que nos ocupa, el último en su especie, fue lanzado en Dreamcast durante el año 2001, y tuvieron que pasar algunos años más, concretamente hasta el 2004, para que hiciera acto de presencia tanto en PlayStation 2 como en XBOX.

Hecha esta aclaración, para esta nueva entrega parece que los programadores decidieron rescatar algunos de los elementos que ya hicieron acto de presencia en el mítico Street Fighter II, y que consiguieron ensalzarlo como uno de los mejores juegos de lucha de todos los tiempos.

De entrada, y para alegría de miles de aficionados, este juego supuso el regreso de la legendaria luchadora Chun Li, que volvió a ocupar un puesto que nunca debería haberle sido arrebatado.

Y con ella, se produjo el inevitable retorno de dos luchadores que han alcanzado la categoría de mito, los inagotables Ryu y Ken, a los que había que sumarle otros 16 personajes, algunos de los cuales ya hicieron su espectacular aparición en Street Fighter III: Double Impact.

Reunidos, una vez más, unos de los pilares básicos sobre los que se sustenta la saga, el de sus carismáticos luchadores, para este capítulo se añadieron suculentas novedades que aseguraban una jugabilidad a la altura de los mejores juegos de la serie.

Por citar algunos, el nuevo sistema de ranking impulsaba a la consola a juzgar nuestra actuación en los distintos combates disputados, de modo que puntuaba nuestra técnica basándose en diversos parámetros, tales como la ejecución de los Super Art Moves, de entre los que será preciso seleccionar uno del total de movimientos disponibles al escoger a nuestro luchador callejero, nuestra eficacia a la hora de dispensar los golpes, y el número de ataques, contraataques y bloqueos que efectuemos destinados a eliminar cualquier efecto pernicioso de las agresiones sufridas.

A la gran lista de movimientos disponibles hay que sumarle la que resultó ser la animación más brillante que pudo verse en la saga, y como viene siendo habitual, se incluyeron nuevos escenarios y algunas melodías, todas ellas de impecable factura técnica.

Otro motivo de alegría para los aficionados a este tipo de programas es la ausencia de tiempos de carga, que no harán acto de presencia desde la pantalla de selección de personaje hasta la conclusión del juego en si mismo.

Si bien es preciso resaltar algunos fallos de los que adolece el título, siendo el más destacable el hecho de que optaron por no incluir modo historia alguno, y ya puestos a pedir, hubiera sido deseable una mayor resolución, pues por aquél entonces muchos jugadores disponían de sendas tarjetas VGA.

Pese a estas menudeces, es incuestionable que este es uno de los mejores juegos de Street Fighter de cuantos han salido al mercado hasta la fecha, llegando a superar incluso al mismísimo Street Fighter Alpha 3, lo que ya da una buena muestra del talento que atesora el compacto.
.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.