STRIDER

Strider Hiryu Capcom Arcade NES Famicom Nintendo Xtreme Retro Pixel Art

Strider en su versión de 8 bits es, en muchos sentidos, un juego peligroso.

Es fácil de subestimar por una razón muy obvia: supone el intento de un equipo de producción muy concreto por repetir otro éxito previo.

Strider Capcom NES Famicom Xtreme Retro 6

Intuyo que a toro pasado es fácil decir que era una empresa condenada al fracaso, al menos en lo artístico; pero no estoy tan convencido de que los antiguos miembros de Capcom pudieran verlo de forma tan evidente y notoria en julio de 1.989.

Pero incluso quienes formaban parte nuclear de ese equipo debían tener claro que, los elementos que habían dado como fruto aquel clásico atemporal, procedían de una mezcla alquímica de talentos; y como tal, resultaba muy complicado reproducirla de nuevo.

Strider Capcom NES Famicom Xtreme Retro 1

Parece sencillo, por tanto, subestimarla: Strider es, en muchos rasgos y según se mire, un arcade merecidamente legendario, y ya saben a qué me refiero con esta maximización.

Es uno de los mejores representantes de su género en determinados aspectos, que en lo global también va más allá de la suma de sus partes.

Strider Capcom NES Famicom Xtreme Retro 2

Pero digo que esta versión es peligrosa porque, por otra parte, también es fácil sobrestimarla.

A estas alturas he borrado en repetidas ocasiones la frase “ya no se hacen juegos así” porque es cierto, no se hacen, pero señalarlo es una actitud cómoda e igualmente peligrosa.

Contemplando la correcta interpretación del clásico y, sobre todo, la renovada mecánica que trae consigo este cartucho – en la que se incluyen elementos de aventura e incluso RPG -, se presencia una celebración de aquella acción desenfrenada como una puerta a otra heroicidad que, simplemente, no es posible replicar en estos tiempos de asepsia lumínica y efectos especiales a golpe de CGI.

Strider Capcom NES Famicom Xtreme Retro 3

Strider pertenece a esa estirpe de coin-ops cuyas reyertas tienen un valor artístico, industrial, conceptual y visual diez, cien, mil, un millón de veces superior al de cualquier otro lanzamiento coetáneo.

Si bien es cierto que adelanta algunos de los peores vicios de los años venideros – exteriores ridículamente falsos, soluciones que anteponen la exhibición desvergonzada a una mecánica ingeniosa -, aún conserva una frescura que en la entrega primigenia estaba al trescientos por cien y que se basa, esencialmente, en no pertenecer a nadie.

En ser valiente, aguerrida, bizarra – en el sentido castellano clásico -, e inspirarse en otros éxitos para hacer lo que le da la gana.

Strider Capcom NES Famicom Xtreme Retro 4

Es una sensación de saturación sensorial extrema que no tiene parangón actual.

Esa plenitud también se da con el diseño de los personajes, tan extremados que sacuden el cerebro del afanado jugador, obligándole a fantasear con el manga en que se inspira.

Porque en Strider lo furibundo alcanza cotas muy superiores a las que llegaba la imaginación del usuario antes de empezar a jugar, y en ese sentido, desde luego, es un éxito que brilla por encima de tantos otros competidores directos.

Secuencias como el enfrentamiento final están más cerca de una atomización conceptual, y culminan en una de danza de la muerte que cambian irremediablemente a quien participa de ellas.

Strider Capcom NES Famicom Xtreme Retro 5

Esta versión de 8 bits equivale, por tanto, y ahí quizás encuentre una identidad propia, a un camino intermedio entre esa Unión Soviética futurista, cuya mezcla parece más equilibrada, y un renovado entorno de inconfundible estilo cyberpunk, con los resultados que todos adoramos.

Strider, lanzando mensajes al jugador acerca de que quizás la esquizofrenia sea una forma de cordura extrema, o que los espectáculos de violencia descerebrada pueden hacer enloquecer hasta al ser humano más frío y calculador, quizá no sea un cartucho redondo.

Pero en su desnuda exhibición de cosas que no volveremos a ver en pantalla nunca más y que hasta ese momento nadie había visto, es un espectáculo absolutamente imprescindible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.