SUPER GHOULS’N GHOSTS: CHOHMAKAIMURA R

A mediados del año 2.002, concretamente el día 19 de julio, vio la luz en tierras japonesas uno de los lanzamientos más aplaudidos de Game Boy Advance, al menos para aquellos que nos criamos bajo la influencia del mítico Ghosts’N Goblins, el legendario arcade de Capcom.

Las evidentes facilidades que ofrecía la añorada portátil para realizar sendas adaptaciones de juegos de Super Nintendo permitieron que no pocos títulos dieran el salto a la pequeña pantalla, y sin que perdieran siquiera un ápice de calidad; más bien todo lo contrario.

Y así, pudimos disfrutar de revisiones de puro lujo, como la del laureado Super Contra de Konami, o esta que aquí nos ocupa, protagonizada por el incombustible caballero Sir Arthur y bautizada para la ocasión con el sonoro nombre de Chohmakaimura R.

Huelga decir que la letra final, atendiendo a las explicaciones de la propia Capcom, significa Rebirth.

Y es que Super Ghouls’N Ghosts, tal como se dio a conocer en los mercados occidentales, resulta mucho más que una simple conversión del añejo cartucho destinado para la 16 bits de Nintendo, que vio la luz allá por el 1.991.

No en vano, la compañía desarrolladora perfeccionó, aún más si cabe, el desarrollo de aquel clásico atemporal con el añadido de diversas fases pertenecientes a las recreativas originales de la saga, nada menos que del Ghost’N Goblins y el aclamado Ghouls’N Ghosts.

La clave para acceder a ellas consistirá en ir superando las distintas pantallas que conforman el modo Arrange, portando, eso sí, la armadura de bronce u oro.

Por descontado, no será una empresa sencilla, ya que dicho juego posee el nivel de dificultad del que hacía gala la versión japonesa, claramente superior a la entrega americana que llegó al territorio PAL.

Tanto es así que diversas páginas web no dudaron en referirse a este Super Ghouls’N Ghosts como uno de los juegos más difíciles disponibles en el extenso catálogo de Game Boy Advance.

Pero para ser justos, es necesario decir que su dificultad no resulta ni mucho menos tan elevada.

Concluir el modo Arrange requiere cierta paciencia, aunque por contra este esfuerzo añadido se ve magistralmente recompensado por la posibilidad de transitar algunas de las pantallas más añoradas de aquellas añejas coin-ops.

Respecto al modo original, se limita a ofrecer el mismo juego que todos pudimos disfrutar una y mil veces en Super Nintendo, prescindiendo de cualquier otro añadido.

Esto quiere decir que irrumpirán en pantalla los mismos efectos gráficos que tan hondo calaron por estos lares en el año 1.992, como las amenazastes olas gigantes o el funesto laberinto recreado mediante el Modo 7.

A título personal, he de reconocer que habría preferido una conversión directa del inimitable Ghouls’N Ghosts, probablemente el mejor capítulo de la longeva saga, pero la posibilidad de adaptar a Game Boy Advance desde Super Nintendo parece haber jugado un papel decisivo en la elección de Capcom, a la que es necesario agradecer el esfuerzo de trasladar los personajes, escenarios y melodías de los correspondientes arcades al desarrollo de este título que nos traemos entre manos.

Era lo único que necesitaba Super Ghouls’N Ghosts para ascender al olimpo de los videojuegos.

DE LO BUENO LO MEJOR

Todos vuestros titánicos esfuerzos por finalizar el modo Arrange se verán sobradamente recompensados por la posibilidad de visitar el tétrico cementerio de Ghosts’N Goblins, los molinos “quijotescos” de Ghouls’N Ghosts – que recuerdan parcialmente a la geografía manchega -, y otras tantas localizaciones extraídas de anteriores capítulos, pero con gráficos completamente renovados.

UN CABALLERO DE BRILLANTE ARMADURA

Sir Arthur ha pasado a la historia, además de por su inquebrantable fuerza de voluntad, por su habilidad innata para combatir a las huestes del mal calzoncillos en ristre.

El episodio de Super Nintendo aportó a la serie nuevas habilidades, tales como el salto doble y la armadura de bronce, que por si misma mejoraba el arma principal.

En cuanto a la armadura de oro, no sólo ofrece protección frente a los impactos enemigos, sino que también añade poderosos ataques mágicos al repertorio inicial, siendo algunos de ellos realmente devastadores.

UN VIEJO CONOCIDO

Como no podía ser de otro modo, el bueno de Sir Arthur volverá a toparse con su némesis particular, la temida gárgola Firebrand.

UNA ADAPTACIÓN MEJORADA DEL CLÁSICO DE SUPER NINTENDO

A modo de curiosidad, merece la pena destacar que los niveles rescatados de las versiones recreativas ofrecen un diseño diferente con respecto a las originales, pese a que comparten los mismos enemigos y escenarios.

La única excepción se encuentra en el sombrío cementerio del Ghosts’N Ghoblins, donde han desaparecido por arte de magia todas las plantas carnívoras y los molestos cuervos.

EL MODO ARRANGE

Este atractivo modo ofrece diferentes rutas entre las que elegir, aunque tan sólo podréis acceder al itinerario principal, que incluye los escenarios clásicos de la saga, finalizando la fase anterior con la armadura de oro o, en su defecto, la de bronce.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.