SUPER HYDORAH

Locomalito, el famoso desarrollador indie español, rubrica la versión ampliada de su fabuloso matamarcianos, que es, a la vez, una oda a los clásicos del género – Gradius, R-Type… – como una puesta al día de la fórmula.

Super Hydorah es un shump de corte añejo en todos los sentidos: gráficos pixelados, dificultad considerable, sistema de power-ups para mejorar nuestra nave – disparo, escudo, misiles… – y, por supuesto, jefes finales.

Ahora bien, como hemos dicho, el juego es una carta de amor al género, y ha revisado esos componentes para que den lo mejor de sí mismos.

Así, el juego ofrece un total de veintiún niveles – dos de ellos nuevos de esta versión Super -, cerca de 100 tipos de enemigos – algunos no disparan, como la flora y la fauna de diversos planetas -, 35 jefes finales, una variada selección de armamento – que escogemos al empezar un nivel – y un desarrollo no lineal – elegimos fase desde un mapa con bifurcaciones -.

ENAMORADOS DEL SHUMP

El juego no molaría tanto si no contara con un soberbio control – analógico, y muy preciso -, una banda sonora con más de 60 temazos y opciones como poder ver el juego en modo “CRT“.

Incluye un minijuego extra, secretos y cooperativo para cerrar una propuesta que convencerá a los amantes del género.

Eso sí, como sea tu primer contacto con el género, su dificultad puede exasperarte; si eres un experto, algunos niveles te parecerán muy fáciles y la duración, justita – aunque es altamente rejugable -.

Por 12 euros, es un rotundo sí.

VALORACIÓN

Hay juegos que se hacen desde el amor y Super Hydorah es uno de ellos.

Si creciste jugando en los salones recreativos, encontrarás muchas referencias aquí, pero también un poso de identidad único.

Una carta de amor a los shumps de antaño.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.