SUPER MARIO BROS.: THE LOST LEVELS

Super Mario Bros.: The Lost Levels, familiar y misterioso a la vez, fue la secuela directa del Super Mario Bros. original; pero, mal nos pese, no salió del mercado japonés durante el reinado de NES.

La razón de esto es simple: se consideraba demasiado complicado para el público occidental, aunque a modo de compensación, sí pudimos contar con el maravilloso Super Mario Bros. 2.

The Lost Levels es difícil, para qué lo vamos a negar; si bien, más que difícil, resulta bastante injusto.

Puede que el juego utilice los mismos sprites, mosaicos y sistema de control que su legendario predecesor, pero en algún momento también le incorporaron un puñado de trucos que mermaron la diversión.

Los champiñones incluyen una nueva variedad venenosa, que conviene esquivar mientras se deslizan por el suelo; los mágicos bloques invisibles son más necesarios de lo habitual para superar algunos de los retos más crueles, y el viento tiene la mala costumbre de aparecer justo para desbaratar tus saltos precisos.

También el diseño de los niveles suele ser despiadado injustificadamente: abundan las plantas piraña, las brechas muchas veces son demasiado anchas y el número de enemigos aumenta una barbaridad.

Aun así, es fascinante, y también resulta extraño que el jugador se rinda, frustrado, sin abrirse paso luchando hasta el castillo final.

Aunque en Occidente no estuvo disponible hasta que fue incluido en el recopilatorio de Super Mario All-Stars de Super Nintendo, la oveja negra de la familia cada vez se siente mejor en el rebaño.

Y esto se puede interpretar casi como una señal de que el sentido innato de equilibrio y justicia de Nintendo no ha sido siempre tan sólido; pruébalo si te apetece rememorar tiempos pasados, pero luego no te quejes si te hace llorar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.