SUPER MARIO WORLD 2: YOSHI’S ISLAND

Una de las parejas más adorables de Nintendo volvió a sorprendernos con otro plataformas digno de toda loa y alabanza, conformando uno de los mejores cartuchos de su época.

EL NIÑO BONITO DE MIYAMOTO

Ay, esos locos años 90…

Por aquel entonces, Super Nintendo era una consola tan potente que algunos la llamaban “el cerebro de la bestia“, y en 1.994, esa bestia descerebrada de Donkey Kong marcó un hito técnico en los videojuegos con Donkey Kong Country y sus gráficos 3D prerrenderizados.

Nintendo llevaba tiempo trabajando en la secuela del exitoso Super Mario World y se cuenta que, cuando Shigeru Miyamoto mostró el juego por primera vez al departamento de marketing de la compañía, fue rechazado por tener un aspecto gráfico poco impactante en comparación con el plataformas de Rare.

Fue entonces cuando el equipo de desarrollo decidió ir contracorriente y darle al juego un estilo visual mucho más personal, como si estuviera dibujado con ceras de colores, combinado con espectaculares estiramientos de sprites y otros efectos 3D gracias al chip Super FX 2 que contenía el cartucho.

Así, Super Mario World 2: Yoshi’s Island acabó siendo un juego único e inconfundible a primera vista… y desde la primera partida.

SUPERNANNY BROS.

Yoshi’s Island era muy distinto a Super Mario World; de hecho, el título original en Japón es, simplemente, Super Mario: Yoshi’s Island.

Según Takashi Tezuka, codirector del juego, la idea inicial era hacer un juego de Mario que pudieran disfrutar hasta los más pequeños, por lo que un personaje tan adorable como Yoshi fue el candidato perfecto para protagonizarlo.

Mario pasó a ser un indefenso bebé que Yoshi y sus amigos debían llevar a cuestas.

Su misión era proteger al futuro fontanero de la amenaza de los Shy Guys que, en lugar de dañar a Yoshi, provocaban que Bebé Mario empezase a llorar mientras flotaba dentro de una burbuja.

Contábamos con unos segundos para recuperar al bebé antes de que se lo llevasen los esbirros de Bebé Bowser y, con buena puntería, podíamos reventarla a distancia de un huevazo; porque Yoshi podía usar su lengua para zamparse a los enemigos y convertirlos después en huevos que utilizaba como proyectiles en una divertida mecánica de apuntar y disparar.

Además, el pequeño dinosaurio estrenaba aquí su emblemático salto con revoloteo, e incluso podía transformarse en vehículos, como un submarino o un helicóptero.

Y no podemos olvidar al perrito Poochy, al que nos podíamos subir para atravesar zonas puntiagudas.

El joven Mario sólo podía ayudar cuando recogía una estrella que le permitía correr a gran velocidad e, incluso, por las paredes.

Miyamoto pretendía que este ítem transformase al bebé en su versión adulta, con bigote y todo… pero no convenció al equipo.

DEJA VOLAR TU IMAGINACIÓN

Los desarrolladores querían que cada nivel pudiese jugarse muchas veces, por lo que diseñaron mapeados extensos y enfocados a la exploración.

¡Obtener 100 puntos en cada nivel era un reto sólo apto para jugadores expertos!.

Y cada una de las 48 fases del juego estaba plagada de ideas únicas, como un enorme Chomp que nos perseguía arrasando el escenario, una jungla llena de Fuzzy que creaban un revolucionario efecto gráfico de mareo y alternaban el control de Yoshi al mínimo contacto…

Y qué me decís de los memorables combates contra los jefes finales que ocupaban la pantalla entera.

Ese brujo de Kamek siempre le estaba dando a la varita, transformando a todo bicho viviente en criaturas gigantes, por no mencionar la batalla contra el cuervo Raphael, que transcurría en una luna ingrávida al estilo de Super Mario Galaxy.

Con toda probabilidad, sacaron la idea de aquí.

¿Qué, os han entrado ganas de volver a jugar, eh?.

Pues en la eShop de Wii U tenéis Super Mario Advance 3, la adaptación para Game Boy Advance de este clásico intemporal, con nuevos niveles extra, voces y más retoques.

PROS Y CONTRAS

La mecánica de proteger al bebé es única.

Mención especial merecen la variedad de niveles e ideas, y por supuesto, su precioso estilo artístico, engalanado por una banda sonora magistral.

Por contra, pasárselo del tirón es bastante facilillo…

Pero claro, un jugador encallecido nunca hace eso.

EN SÍNTESIS

Uno de los plataformas en gloriosas 2D más creativos jamás realizados, tanto en estética como en diseño de niveles.

Es justo reconocer que Nintendo y Miyamoto consiguieron superar al excelso Donkey Kong Country, que tantos éxitos cosechó en Super Nintendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.