SUPER PUZZLE FIGHTER II TURBO

No dejes que te engañe el título.

No existe ninguna versión que no sea Super o Turbo del juego; es más, ni siquiera existe un primer Puzzle Fighter.

Es una vuelta de tuerca más en las variaciones infinitas de Capcom con el Hyper, Turbo y Championship Street Fighter II durante los años noventa.

Aún así, Super Puzzle Fighter II Turbo supone un auténtico logro porque combina la mecánica de un juego de inteligencia con un sistema de lucha cara a cara innovador, tan profundo y gratificante como los arcades de los que se burla.

Al comenzar la partida, tú y tu oponente escogéis la versión estilizada e inspirada en los dibujos anime de un luchador perteneciente a las series de Street Fighter y Darkstalkers.

Cada jugador tiene una ventana a ambos lados de la pantalla, en la que debe aparejar las piedras preciosas coloreadas que van cayendo.

Y para hacerlas desaparecer, se tienen que juntar las del mismo color.

Como de costumbre, pierde aquel cuya ventana se llena primero de piedras preciosas; pero la diversión comienza cuando te percatas de que no sólo estás vaciando tu pantalla más rápido que el adversario, pues al desaparecer tus piedras algunas de ellas caerán en la ventana del oponente, al tiempo que vuestros personajes se dan bofetadas en medio de la pantalla.

Si juntas las piedras de colores en rectángulos de dos por dos o más grandes, formarán una enorme piedra preciosa de energía devastadora.

Cuanto más grande sea la piedra de energía, más piedras caerán en la pantalla de tu oponente cuando la destruyas.

Dicho lo cual, una partida de Puzzle Fighter consiste en una serie de maniobras continuas, en la que los jugadores no están a salvo, ni siquiera, cuando se creen a punto de alzarse con la victoria.

Por tanto, las revanchas son obligatorias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.