SUPER SAIYAJIN SIMULATOR

tumblr_lq3qqtYpYC1qbxfjqo1_500

tumblr_lq3qqtYpYC1qbxfjqo2_500

Luchadores callejeros, héroes legendarios que portan relucientes espadas, fornidos mutantes, …

El mando de Super Nintendo ha hecho posible reproducir en pantalla las reyertas de los púgiles más diversos.

original

Pero sólo gracias a este juego podréis emular la grandeza de los guerreros más poderosos en todo el universo.

Super Saiyajin Simulator simula, como su propio nombre indica, la vida de un Super Saiyajin.

Con este codiciado cartucho controlarás a uno de estos incombustibles contendientes, cuyo aspecto puedes modificar hasta convertirlo en un clon pixelado tuyo, con una variedad de opciones de tuneado fisiológico que haría palidecer a no pocos títulos de rabiosa actualidad.

tumblr_m7zo7cuBbR1qd4q8ao1_500

Un sencillo sistema que mezcla la acción en tercera persona con ciertos elementos extraídos de otros géneros, tales como el RPG, aunque simplificados a su mínima expresión.

De este modo será recomendable que vuestro alter ego virtual aprenda nuevas técnicas y, llegado el caso, monte su propia familia, para luego vender a sus vástagos por internet.

E incluso cabe la agradecida posibilidad de enfrentarse contra algún que otro vándalo o, en su defecto, toda suerte de animales salvajes.

Tal como dicta la lógica, el programa pone especial énfasis en la opción mas evidente, y sin embargo atractiva: controlar a uno de estos incombustibles contendientes, cuyo aspecto puedes modificar hasta convertirlo en un clon pixelado tuyo.

A decir verdad, la única alternativa posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.