SUPER TENNIS

¿El mejor juego de tenis de toda la historia?.

Ahora es una afirmación que quizá se puede cuestionar, pero en 1.991, en un tiempo en que la competencia era considerablemente más convencional, era difícil negarlo, aunque las cosas, obviamente, hubieran cambiado mucho desde la aparición de Pong.

Super Tennis es magníficamente puro, brillantemente simple.

Puedes escoger entre individual y dobles, o jugar en el circuito – donde un jugador participa en torneos para escalar posiciones en la clasificación mundial -.

Luego eliges uno de los veinte personajes, encantadores y caricaturescos, que tienen diferentes atributos y, finalmente, te decides por el tipo de pista en la que quieres jugar – tierra batida, hierba o pista dura -.

Durante el juego, lo que más impresiona es la precisión del método de control, porque los personajes responden con gracia a las órdenes de dirección y los movimientos que activan los botones permiten una amplia variedad de golpes, que satisfarán a los aficionados del tenis digital más exigentes.

Añádele un contrincante – o una pareja – y el ritmo de la acción llegará a su máxima expresión, con peloteos sorprendentes y titánicos que hacen del juego una de las mejores experiencias en consola con dos usuarios, sin importar de qué sistema hablemos.

Donde se nota más el paso del tiempo es en algunos méritos tecnológicos del cartucho – el Modo 7 de SNES hace mucho que perdió su capacidad para inspirar asombro, por ejemplo -, pero no se ha visto afectada la mecánica principal.

Aún así, Super Tennis preparó el terreno para los magníficos títulos que le siguieron.

Si los comparas ahora, sin duda Super Tennis todavía tiene la capacidad de llevarse un par de sets y llegar a un empate duro y reñido.

Y sigue siendo muy adictivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.