SUPER THUNDER BLADE

Super Thunder Blade Sega Genesis Mega Drive Arcade Pixel Art Xtreme Retro

Si hay un referente inequívoco para el sorprendente Thunder Blade que tan bien supo darle un giro a los arcades del exhibicionismo para acumuladores de potencia gráfica a la aventura verbenera, ese es Space Harrier.

El enfoque lúdico y tronado y la estructura de misiones a golpe de misil, aparte de la ambientación urbana, se termina de confirmar en Super Thunder Blade; uno de aquellos títulos de lanzamiento para Mega Drive en Estados Unidos y Japón – junto con Space Harrier II y Altered Beast – que, pese a sus consabidas limitaciones con respecto a la coin-op original, roba unas cuantas ideas más al clásico polvorín de SEGA.

Super Thunder Blade Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 1

Para empezar, recupera la perspectiva y modo que sustentaba toda la mecánica de Space Harrier, acentuando los ataques aéreos.

Elementos presentes en anteriores versiones, dicho sea de paso, pero que aquí cobran mayor protagonismo.

Finalmente, la estructura de conquista está más afianzada y forma parte del propio núcleo jugable.

Super Thunder Blade Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 2

De hecho, los cuatro niveles disponibles permiten a los usuarios lanzarse a la pornografía de la pólvora mediante dos tácticas distintas.

La primera y más habitual, desde una vista trasera, usando al helicóptero para neutralizar las defensas enemigas.

Super Thunder Blade Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 3

Y otra aérea, que es sinónimo de disparos rápidos y mayor precisión, convirtiéndose así en un aliado imprescindible para el afanado jugador.

Distintas formas de afrontar la acción en un título que promete diversión ruidosa y consigue mantener al mismo volumen la apuesta de su predecesor, ofreciendo una profundidad inapelable que cumple con otro de los adagios más clásicos en el diseño de videojuegos: fácil de aprender, difícil de dominar e imposible de superar por completo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.