SUPER TIME FORCE

Mientras probaba este pegatiros, un observador me comentó que empezaba a estar harto de los juegos de estética pixelada, que funcionaban más como un reclamo comercial que otra cosa, y que obviamente no aprovechaban la potencia de las consolas actuales.

Dejando de lado consideraciones meramente estéticas – esencialmente, el abajo firmante siempre va a considerar gráficamente superior a un fontanero bigotudo en gloriosas 2D y tirantes que a un sofisticado soldadito de diez millones de polígonos -, eso no es del todo cierto con Super Time Force: con píxeles o sin ellos, es indiscutible que un juego así no habría sido posible de realizar con la tecnología de una Super Nintendo.

Y no sólo porque la lluvia de balas y el ritmo frenético al que se desarrolla la acción sean inconcebibles con una tecnología no ya de Xbox One, sino directamente de PlayStation 2, sino porque su sofisticadísima mecánica de viajes en el tiempo lo convierten en un juego completamente moderno y, por lo que a mí respecta, infinitamente más complejo y potente que un Battlefield cualquiera.

Super Time Force permite, en esencia, hacer pequeños viajes en el tiempo que nos facilitan evitar la muerte de nuestros héroes en 2D, y es más, aprovecharlas para que los fantasmas de nuestros yos pasados sumen potencia de fuego a nuestros avances.

Añade a eso que hay una auténtica plétora de héroes – con nombres tan soberbios como Dolphin Lundgren -, cada uno con su propia cadencia de tiro, disparos especiales y, en algunos casos, sistemas de defensa, y tendremos un título que se juega como un Metal Slug o un Gunstar Heroes, pero que se piensa como un puzzle, y donde los estrechísimos límites temporales, líquidos y moldeables, no deben llamar a engaño: los constantes viajes adelante y atrás de unos pocos segundos, la posibilidad de pausar la acción para escoger el héroe y preparar planes de ataque – ¿combinar armas o multiplicar la potencia de fuego?, ¿aprovechar a los compañeros caídos o arriesgarse a liberar a nuevos miembros de nuestro comando aunque supongan una pérdida de tiempo? – hacen que el componente estratégico de la acción sea profundísimo.

En última instancia es más un acertijo tipo Braid, pero con tiros, que una balacera 2D tradicional.

Super Time Force enseña al jugador, sin perder un delicioso humor – ¡personajes con dos parches! – a pensar en la cuarta dimensión mientras esquiva doce millones de balas.

No está mal para un jueguecillo descargable que no intenta deslumbrar a nadie con un hiperrealismo que estará pasado de moda dentro de dos meses…

EL TIEMPO EN TUS PÍXELES

El juego combina con fortuna todos los tópicos de la cultura pop de los viajes en el tiempo.

Incluido ir a la prehistoria a matar dinosaurios.

ELIGE CON CUIDADO

La elección del personaje más adecuado es vital para avanzar en la historia.

Y la posibilidad de hacerlo sobre la marcha, y sin ralentizar el juego, es brillante.

REVOLUCIÓN RELATIVA

Aunque es injusto exigir a un estudio que todos sus juegos sean una bomba, Super Time Force carece de la perfección de Superbrothers.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.