TEKKEN

En una época en que los juegos de lucha en 3D eran éxitos mundiales, Tekken se adueñó del título en los salones recreativos y, consecuentemente, se convirtió en uno de los campeones del género en las consolas.

El juego, que fue el primer título de PlayStation en vender un millón de copias, continuó con el legado de los arcades como elementos primordiales de los videojuegos.

Aunque parte de su atractivo se debe a que sigue siendo muy intuitivo.

El control es un ejemplo magnífico del buen diseño: es fácil aprender lo básico, pero para dominarlo se requiere tiempo.

Cada botón se corresponde a una de las extremidades del luchador, de modo que entender la relación entre ellos y el movimiento adecuado ocurre casi de forma automática.

Con sólo un poco de habilidad, es posible progresar mucho, lo que sin duda hace de Tekken un título gratificante y extremadamente jugable.

Los personajes, además de tener un acabado pulido en 3D con texturas, poseen una personalidad bien definida que otorga al juego un toque distintivo, y que cambió con el paso de los años, a medida que salía cada nueva entrega.

La trama gira alrededor de Heihachi Mishima, el dueño de una corporación multinacional y el creador del torneo el Rey del Puño de Hierro.

Su hijo, Kazuya Mishima, retorna para vencer y humillar a su padre por haber puesto a prueba su entereza durante su infancia, arrojándolo por un acantilado.

Luego están el experto en judo Paul Phoenix, uno de los pocos que pueden igualar a Kazuya, y King, un luchador que está amasando dinero para fundar un orfanato, entre otros.

Desde entonces, las líneas argumentales se han desarrollado en múltiples direcciones, pero fue la decisión de presentar a semejante elenco de luchadores carismáticos, junto a su pulida mecánica, lo que hizo que el juego sobresaliera entre la media.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.