TEKKEN

Tekken 1 Pixel Art 2D PlayStation Arcade Namco Kazuya VS Paul Xtreme Retro 1

Con la llegada de Virtua Fighter en 1.993, y la de Tekken apenas un año más tarde, el género de la lucha experimentó una nueva vuelta de tuerca.

Toda la belleza y velocidad de títulos en gloriosas 2D, como Street Fighter II, quedó relegada a un segundo plano para dar una calurosa bienvenida al polígono.

Tekken 1 PSX Paul VS Kazuya Xtreme Retro

El resultado: dos arcades, el de SEGA y Namco, objetivamente feos si los comparamos con aquellos otros deliciosamente pixelados, pero que abrían un nuevo horizonte de posibilidades tanto para el género como para el diseño de videojuegos.

Tekken 1 PSX Yoshimitsu VS Paul Xtreme Retro

Respecto a Tekken, no se limitó a seguir la senda de Virtua Fighter, pues contaba a su favor con algunos elementos novedosos; en especial si nos referimos a su depurado control, que incluía cuatro botones – uno por cada extremidad – y la notoria ausencia de ataques mágicos, bastante habituales hasta la fecha.

Tekken 1 PSX Law VS Michelle Xtreme Retro

Además, la mayor lentitud con respecto a los clásicos imperecederos en 2D, junto al carácter eminentemente físico de sus personajes – en todos los sentidos – lo ensalzaban, si cabe, como un juego más estratégico.

Tekken 1 PSX Nina VS Jack Xtreme Retro

Huelga decir que su estreno en PlayStation se tradujo en un éxito de masas, convirtiéndose en el primer título de la consola en alcanzar el millón de copias vendidas.

Tekken 1 PSX Kazuya VS Yoshimitsu Xtreme Retro

Por ello, se antoja una adquisición prácticamente obligada entre los amantes y eruditos del género, a quienes se lo recomendamos encarecidamente.

Tekken 1 PSX Paul VS King PSX Xtreme Retro

El resto de usuarios, quizá, podría prescindir de sus encantos, puesto que la primera hornada de juegos poligonales ha envejecido relativamente mal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.