TENCHU STEALTH ASSASSINS

Si con el largamente recordado Bushido Blade Square consiguió trasladar a los 32 bits de PlayStation el código de honor propio de los guerreros samurais, Sony Music Entertainment no quiso desaprovechar la ocasión de repetir la hazaña sirviéndose de los célebres ninjas.
.

De este modo brindaba a sus usuarios la oportunidad de convertirse, virtualmente hablando, en unos asesinos carentes de escrúpulos capaces de degollar a civiles y soldados por igual, acechar en la oscuridad que ofrecen las sombras y ser portadores de muerte en cada una de las siete misiones que dan forma al melancólico universo de Tenchu.

No en vano, con este título la compañía de Acquire rompió con la imagen romántica que nos habíamos formado los occidentales acerca de los valerosos ninjas, posible gracias a juegos del calibre de Shinobi o Shadow Dancer que con tanto acierto programó SEGA.

Para la ocasión, los dos personajes principales de 3D Ninja Katsugeki Tenchu – tal como fue conocido en su país de origen -, Rikimaru y Ayame, pasan por ser unos auténticos asesinos sin reparos experimentados en toda suerte de actos atroces y despiadados, que en gran medida consisten en degollar a traición a soldados y civiles si el jugador lo estima oportuno.

Con un desarrollo a medio camino entre el anteriormente citado Bushido Blade, Tomb Raider y no pocos elementos en común con el excelentísimo Metal Gear Solid, Tenchu permite realizar la nada despreciable cifra de sesenta movimientos diferentes, entre los que destacan los consistentes en trepar por los tejados, nadar, ocultarse entre los arbustos, reptar a través de las esquinas, envenenar a los sanguinarios canes que habitan los escenarios, lanzar bombas, shurikens y un largo etcétera.

E incluso es posible disfrazarse de geisha o soldado enemigo e imitar el sonido de algunos animales sirviéndose de determinados objetos, evitando por tanto llamar la atención de los molestos guardias.

Huelga decir que el primer Tenchu no destaca precisamente por su depurado apartado gráfico, pero su apasionante desarrollo, su estudiada jugabilidad, la estructura de cada una de las siete misiones y una violencia exagerada consiguieron hacer de este juego uno de los más sorprendentes del sobresaliente catálogo para PlayStation durante el año 1.998.

Olvidad aquellas aventuras donde el tiempo apremia y el cronómetro se antoja como un inconveniente añadido, pues aquí será altamente recomendable calmarse y visitar de forma pausada los elaborados escenarios, que van desde pueblos ruinosos hasta lujosos castillos plagados de trampas y escondites de todo tipo.

De modo que lo realmente importante es asesinar sin levantar sospechas hasta cumplir con el objetivo fijado.


Como curiosidad es preciso destacar al singular jefe del quinto nivel, un pirata oriundo de España aunque engalanado por un acento japonés cuanto menos digno de mención.

.

Muy al contrario que en Bushido Blade donde era obligatorio comportarse con rectitud, en Tenchu se premia matar a traición, en el más absoluto de los silencios, y por la espalda a ser posible.

Tal como sucedía en Metal Gear Solid, será imprescindible mantenerse alejado de la mirada de los atentos guardias o estos alarmarán a sus compañeros centinelas, complicando el éxito de la misión más de lo que sería deseable.

Por tanto es preferible aguardar el momento idóneo en que la sufrida víctima se de la vuelta para abalanzarse sobre ella y eliminarla de la forma más cruenta posible sirviéndose de la katana, con una serie de acciones que no dejarán indiferente a nadie.

Para completar la oferta la naturaleza de las misiones resulta ser de lo más variada, pues estas pueden consistir en localizar y asesinar a un malvado Shogun o infiltrarse en un puerto para acceder a un barco de piratas españoles, por citar tan solo algunos de los ejemplos posibles.

Y aunque basta con limitarse a llegar al objetivo destacado para superar el nivel, el programa premia a los usuarios si estos se entretienen degollando en silencio a muchos de los personajes que pueblan este violento Japón feudal.

De estas actuaciones dependerá la obtención de algunos objetos especiales, tales como la flauta que facilita imitar el sonido de los animales o los ropajes de soldados enemigos que permiten camuflarse entre ellos.

Si os apasionan los juegos de espionaje pero cargados de acción y momentos tensos, no dudéis en darle una oportunidad a Tenchu, pues a buen seguro sabrá satisfacer todas vuestras necesidades.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.