THE ADVENTURES OF ALUNDRA

Psygnosis fue la encargada de traer a España el que fue el primer Action RPG de PlayStation, con la totalidad de sus textos traducidos al castellano. El título en cuestión, Alundra, resultó ser un verdadero prodigio, a medio camino entre aquel largamente recordado LandStalker de Mega Drive y la saga de Legend of Zelda.

No en vano, en el desarrollo de este título participaron antiguos empleados de Climax, de entre los que es preciso destacar a Mitaka Tamaki y Yasuhiro Oohori, responsables del diseño y desarrollo del título de la 16 bits de SEGA.

Programado por MATRIX SOFTWARE, este título supuso todo un soplo de aire fresco para los usuarios de PlayStation, y no tardó demasiado en cosechar toda clase de halagos y éxitos en el mercado japonés.

Mientras que en el mercado americano fue Working Designs la empresa encargada de distribuirlo, en España tuvimos la ocasión de disfrutar del titulo que ya había cautivado a los usuarios de medio mundo de la mano y por cortesía de Psygnosis, con el añadido de poder disfrutar de la aventura íntegramente en nuestro idioma.

Respecto al juego, os puedo decir que cualquier halago recibido no fue en absoluto un cumplido gratuito. El mapeado del juego era vasto y extenso como pocos, compuesto por un total de más de siete mil pantallas que daban forma a un amplio mundo, donde prácticamente todo es posible y las situaciones más variadas tienen cabida.

Os esperan por delante paisajes tan dispares como bosques que se pierden hasta donde alcanza la vista, montañas repletas de secretos esperando a ser descubiertos, desiertos que se confunden con el horizonte, y en medio de todas estas zonas, se encuentra un pueblo sumido en la peor de las calamidades, víctima de unos dioses, o quizá demonios, que pugnan por alzarse con el poder supremo, y reclaman servidumbre por parte de los desdichados habitantes que, temerosos, perecen tristemente ante los designios de unas fuerzas que no alcanzan a comprender.

Y es que, con una cantidad insana de elementos en común con la saga Legend of Zelda, pero sin que se advierta en ellos plagio alguno, The Adentures of Alundra es, con diferencia, uno de los juegos más largos y complejos que fueron lanzados para la 32 bits de Sony.

El juego se plantea como una odisea de proporciones épicas, en la que, tras un número incontable de horas, acompañaremos a Alundra por toda suerte de aventuras y desventuras a través de una infinidad de parajes, amigables algunos, inhóspitos otros, pero siempre con una voluntad firme y el deseo inquebrantable de devolverle la paz a un pueblo que yace presa de su fatídico destino, que se cierne sobre él y oprime a sus desdichados habitantes.

De este modo, cruzaréis profundas grutas, desgarradoras cavernas, temibles mazmorras, y aterradores sueños, en los que os aguardan los peores demonios a los que os tendréis que enfrentar, pero incluso cuando todo esfuerzo parece resultar vanal, Alundra no decae ni cede en su empeño de liberar a Inoa, el pueblo en cuestión, de las garras del malvado Melzas, y a fe que su maldad tiene largo alcance y consigue ensombrecer y amedrentar incluso a los corazones de aquellos más aguerridos.

Gráficamente, el juego es un auténtico deleite para los sentidos, y digno merecedor de toda clase de elogios. Y la jugabilidad, un prodigio de la técnica aplicada a la diversión. Sin embargo, existe una mínima lacra que le impide alzarse al juego con la perfección que de otro modo sería más que merecida, y es que quizá en un intento de acrecentar la dificultad ya de por sí intrínseca del título, los desarrolladores idearon pocos puntos de guardado para unas mazmorras de un tamaño considerable, quizá incluso desproporcionadas en algunos casos, a lo que hay que sumarle el impedimento de llevar tantos objetos de curación como serían deseables.

Dejando de lado estas pequeñeces, resulta del todo imposible no quedarse prendado de esta maravilla del ocio electrónico, más aun si en su día os emocionasteis con los entrañables Illusion of Time (o Gaia), Story of Thor, o Legend of Zelda: A Link to the Past.

Con este título se rescato del olvido el sabor de aquellos títulos añejos, que resultaron ser algunos de los mejores Action RPG de todos los tiempos, y buena prueba de ello fue la gran acogida de la que gozó este Adventures of Alundra, consagrado como uno de los juegos más bonitos, emotivos, difíciles, largos, adorables, emocionantes, y sobre todo, recomendables, del extenso catálogo de PlayStation.

De hecho, no fueron pocas las publicaciones que lo catalogaron, junto con el Castlevania: Symphony of the Night y Tombi, como el mejor juego de 2D de la etapa de 32 bits. E insisto, esta no era una afirmación gratuita, ni mucho menos.

RESUMIENDO

Cualquier adjetivo (positivo, obviamente) referido al apartado gráfico no le hace justicia. Y es que, para que os hagáis una idea, para tan sólo el personaje central se aplicaron más de 1.400 celdas de animación, lo que os da una idea aproximada del cuidado y del mimo que invirtieron sus desarrolladores en este aspecto. Bosques de ensueño, pueblos sumidos en las sombras de la duda y la desesperación, que van modificando su aspecto en función de progreso de la aventura, jefes de final de nivel devastadores, y toda clase de efectos gráficos completan un apartado soberbio.

La música, recreada con acierto por el maestro de ceremonias Kouhei Tanaka, resultó estar a la altura del resto de apartados, y se dejaba escuchar en todo su esplendor, y es que ni siquiera el más nimio de los sonidos fue descuidado, pues a pesar de la genialidad innata de la música, lograrán captar todos y cada uno de ellos, vuestra atención, mención especial para los gritos de histeria y desesperación de algunos de los residentes del funesto pueblo.

En definitiva, Alundra es sinónimo de jugabilidad y diversión pura y dura. A pesar de los pocos puntos de guardado, y las escasas pócimas de vida que se nos permite llevar encima, hechar una partida a Alundra significa entrar en un mundo de ensueño, donde los sueños precisamente se tornan en pesadillas, y tan solo nuestra pericia pueden devolver la tranquilidad y la calma a unas gentes que, sin saberlo, ya dependen de nuestra destreza con la espada y nuestra habilidad para resolver los más complejos puzles, algunos de ellos enrevesados como pocos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.