THE GREAT WALDO SEARCH

The Great Waldo Search THQ NES Super Nes Mega Drive Xtreme Retro 1

¿Quién fue más estúpido?.

¿El que perpetró una inmundicia como ésta, o el que la acabó comprando?.

Nunca lo sabremos, aunque de una cosa si podemos estar seguros: si pensabais que Superman 64 era el peor juego de la historia, estabais muy equivocados…

The Great Waldo Search THQ NES Super NES Mega Drive Xtreme Retro 6

Conste que no es nuestra intención la de cuestionar la calidad intrínseca que atesoran los libros de Martin Hanford, el creador de Wally para más señas.

Auténticos best-sellers con los que pudimos enseñar a José Andrés, nuestro redactor jefe, a contar e incluso diferenciar los colores.

Pero trasladar a consola el concepto de aquellos tomos – es decir, localizar al personaje entre la muchedumbre que abarrota cada ilustración – fue una idea no sólo desgraciada, sino directamente desagradable.

The Great Waldo Search THQ NES Super NES Mega Drive Xtreme Retro 2

Y es que aquí no vale la coletilla de ser un producto destinado a un público infantil, pues los gráficos en The Great Waldo – con sus monigotes dignos de un graffiti de urinario, o peor aún, del ponzoñoso Art Alive! – harían llorar al mismísimo Anticristo en su negra cuna.

The Great Waldo Search THQ NES Super NES Mega Drive Xtreme Retro 3

Para más INRI, despliega la friolera de cinco niveles – léase dibujos -, lo que permite concluir la partida en apenas tres o cuatro minutos.

The Great Waldo Search THQ NES Super NES Mega Drive Xtreme Retro 4

En cualquier caso, menos de diez minutos, siendo muy generosos.

The Great Waldo Search THQ NES Super NES Mega Drive Xtreme Retro 5

Llegados a este punto, no queremos ni imaginar la cara de aquel pobre chaval que pidió a los Reyes Magos el Sonic 2, y recibió a cambio semejante morcilla.

The Great Waldo Search THQ NES Super Nes Mega Drive Xtreme Retro 7

Probablemente acabaría prendiendo fuego a la casa, con toda la familia dentro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.