THE HOUSE OF THE DEAD

En la industria del ocio electrónico deben de existir pocas cosas tan estimulantes como dispararle a bocajarro a un zombie.

En este sentido, SEGA creó toda una saga basándose en esta apasionante premisa.

The House of the Dead, debido a sus mayores niveles de tensión, supuso una evolución del formato de juego sobre raíles con pistolas de luz, y se distanció de la naturaleza más estructurada y controlada de sus predecesores.

Eso se consiguió, sobre todo, incrementando la velocidad del juego y el número de objetivos en pantalla.

Se sigue empleando así la típica estructura de ataque propia del género, pero el frenético ritmo con el que aparecen los enemigos permite una mayor fluidez en la acción.

Y el ritmo, junto con la atmósfera, es algo que The House of the Dead maneja mejor que la mayoría de sus contemporáneos.

La constante arremetida de carne en putrefacción arrastrándose para zamparse al jugador, combinada con unas perturbadoras imágenes, unos amenazantes efectos de sonido y una cámara en movimiento, proporciona momentos de auténtico pánico.

Afortunadamente, la tensión disminuye gracias a los interludios creados por las voces superpuestas, mejorables en cualquier caso.

Pero la intensidad de la acción es tal que un simple salto al siguiente nivel basta para conseguir un efecto liberador.

Un juego de este tipo necesita proporcionar un ritmo incansable, si no quiere que el usuario pierda el interés por competir en un arcade.

The House of the Dead está diseñado con mano experta para conseguir captar la atención del jugador desde el primer disparo.

Evidentemente, posee toda la efímera simplicidad de los títulos que le han precedido, pero cuando se trata de proporcionar un alto grado de intensidad y catarsis, pocos están a su altura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.