THE HOUSE OF THE DEAD

Después de maravillar a medio mundo con las dos primeras entregas de Virtua Cop, SEGA volvió a deleitar a todos sus adeptos con otro shootem up de corte terrorífico y cargado de elementos gore donde el cometido del jugador pasaba, literalmente, por reventar a cuanto zombie se cruzara en su camino.

Y es que tras disfrutar de las soberbias adaptaciones de la franquicia de los policías virtuales, de una extraordinaria calidad gráfica, los usuarios de Saturn esperaban con vehemencia la conversión del por aquel entonces último arcade de disparos sobre raíles de SEGA, nada menos que el portentoso The House of the Dead.

Tristemente el título no consiguió estar al mismo nivel que lucía la coinop original, aunque por fortuna suplía las consabidas mermas gráficas con un mayor número de opciones y modos de juego.

De entrada llama poderosamente la atención que los encargados de realizar la adaptación no fueran los desarrolladores del arcade que vio la luz en la célebre placa Model 2C, sino TANTALUS, quienes ya se labraron una prestigiosa reputación con la versión de Wipeout 2097 para Saturn.

Lo realmente curioso del asunto es que este detalle no ha quedado reflejado en el compacto, pudiendo llevar a la equívoca impresión de que el equipo programador fue AM#1, en lugar de TANTALUS, como realmente sucedió.

.

.
Como decía, esto se ha hecho notar especialmente en el apartado técnico, que dista mucho de ser la conversión perfecta que si fue posible llevar a cabo con los anteriores arcades de disparos.

No obstante es justo reconocer que la adaptación del juego resultaba complicada en exceso en comparación con los Virtua Cop, pues su estructura difiere en gran medida de estos, haciendo de The House of the Dead algo único en su género.

Para haceros una idea, en el resto de shootem ups la elección de un camino u otro depende en gran medida de disparar a un elemento concreto del escenario, mientras que en el título que nos ocupa influyen una gran cantidad de variables, tales como eliminar a un zombie determinado, abrir una puerta, salvar a un rehén, o recibir un impacto, y un largo etcétera.

Todos estos elementos incidirán de forma directa sobre la ruta a seguir, incrementando de forma notoria las posibilidades de volver a rejugarse la aventura siguiendo distintos caminos en cada nueva partida.

El peor apartado del conjunto, si lo comparamos con la versión de recreativa, es posible hallarlo en los gráficos, realmente buenos, aunque lamentablemente sufren de una baja resolución.

Esto se traduce en escenarios faltos en detalle y personajes pixelados en exceso.

Sin embargo, pese a la evidente merma en la calidad gráfica, el acabado visual sigue siendo notable, muy especialmente si nos referimos a los jefes finales que hacen gala de unas animaciones cuanto menos brillantes.

El apartado sonoro por su parte deslumbra y consigue contribuir a generar ese ambiente opresivo y tétrico que tan bien le sienta al título.

Tratando de enriquecer el programa en su conjunto, TANTALUS ha tenido a bien incluir un apasionante Modo Saturn que consigue incrementar la vida de este largamente recordado shoot’ em up con maestría, aportando consigo numerosos personajes jugables y terroríficas sorpresas, todo un lujo con el que potenciar más aun si cabe la experiencia de juego.

Y es que tanto en la versión de recreativa como en Saturn y PC, The House of the Dead es una opción ineludible para todos aquellos que gusten de los arcades de disparos con un ritmo frenético en su acción y vertiginosos en su desarrollo.

Olvidad los vagos e inútiles zombies de la saga Resident Evil, porque los que aquí tienen cabida muestran una fiereza en su comportamiento inusitada.

RESUMIENDO

Los gráficos de la coin-op son todo un prodigio de la técnica.

Tristemente en Saturn los fondos son parcos en detalles y se pixelan de forma continuada.

Mejor trato han recibido los enemigos, de entre los que destacan los asombrosos jefes finales, cuyo parecido con el arcade es admirable.

Respecto a las melodías, son idénticas en todas las plataformas, y lo que es más importante, consiguen transmitir con soltura el siniestro ambiente del juego en todo momento, adaptándose a cualquier situación posible.

Mención especial para el gran repertorio de sonidos que harán acto de presencia durante el transcurso de la partida, pues incluso se han tomado la molestia de grabar nuevas voces para la versión de Saturn, complementando así a un compendio musical ciertamente escalofriante.

Pero todos estos atributos de poco valdrían si el programa falla en su ejecución.

Por fortuna el apartado jugable de The House of the Dead es muy solvente, pues a las numerosas rutas alternativas hay que sumarle el aliciente del Modo Saturn, que prolonga la vida del compacto muchísimo más de lo que podría pensarse a priori.

Y esto, en un arcade de disparos que por norma general pecan de una limitada duración, es muy de agradecer.

En síntesis…

Las carencias gráficas de la versión de Saturn quedan subsanadas por una arrolladora jugabilidad.

Poco importa que el famoso equipo de programación AM#1 no fuera el encargado directo de la conversión, pues en TANTALUS supieron respetar la esencia del original con el añadido de jugosos extras, entre los que es preciso destacar el divertidísimo Modo Saturn y el recurrido Boss Mode, entre tantas otras sorpresas que deberá descubrir el usuario por su propia cuenta y riesgo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.