THE LAST EXPRESS

The Last Express es la obra maestra de Jordan Mechner: cinco años, seis millones de dólares y un desarrollo al borde del abismo – Smoking Car Productions se vio forzada a cerrar sus puertas justo tras el lanzamiento -.

Fue una aventura gráfica que merece ocupar un lugar en los anales de la historia de los videojuegos por su innovación, más que por su estatus como uno de los grandes fracasos comerciales de la industria.

El jugador adopta el rol de Robert Cath, un médico fugitivo que toma el tren para encontrarse con un antiguo amigo al que halla muerto en su compartimento.

The Last Express se desarrolla en un acelerado tiempo real, en que los acontecimientos se precipitan y los personajes ajenos al juego usan su inteligencia artificial para llevar a cabo sus propósitos, abriéndose camino hacia uno de los varios finales posibles.

Se trata de una experiencia bella y compleja en la que se emplea un sistema rotoscópico inspirado en el Modernismo, así como una fidedigna reproducción del Orient Express tal como era en 1.914.

Huelga decir que The Last Express está descatalogado, pero fácilmente podría considerarse uno de los mejores títulos en el año de su estreno, allá por el lejano 1.997.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.