THE NEVERHOOD

Neverhood Klayman Pixel Art 8 bit

La mezcla no podría ser más explosiva.

Por un lado, Douglas TenNapel, el insigne creador de Earthworm Jim, y por otro los excéntricos de DreamWorks Interactive.

En medio, otro personaje que despertó la carcajada entre los usuarios de compatibles PC: Klaymen, un ser estúpido donde los haya que protagonizó el magnífico, aunque escasamente recordado, The Neverhood.

Juntos conformaron uno de los títulos más hilarantes de cuantos han pasado por nuestras manos, y que recibió halagos generalizados, incluyendo los del mismísimo Steven Spielberg.

Basado en la técnica claymation que Tim Burton hizo famosa con su inolvidable película de animación Pesadilla antes de Navidad, el consagrado equipo de Dreamworks consiguió unos resultados cuanto menos curiosos, constituyendo un juego bastante singular y sin apenas fisuras: mezcla de aventura y puzzle, y recreado a partir de uno de los mundos de arcilla más imaginativos jamás concebidos.

Para que nos entendamos, el típico programa que tiene poco que decir y mucho que enseñar.

Poco que decir porque, aún sin aportar nada realmente novedoso en su desarrollo, recoge elementos de los mejores representantes del género.

Y tiene mucho que enseñar porque la originalidad de esta maravillosa puesta en escena llega a su máxima expresión con el singular diseño gráfico, que cuenta con no pocas peculiaridades, entre las que destacan las desternillantes animaciones del atípico protagonista.

The Neverhood Pixel Art PC

Los escenarios, por su parte, están recreados en gloriosas 2D y poseen una maravillosa sensación de profundidad.

Efectos dignos de toda loa y alabanza, sonidos convincentes, y un apartado artístico ejemplar hacen el resto para completar un interesante espectáculo visual.

Pero como cualquier aventura que se precie, el apartado más relevante de Neverhood radica en la jugabilidad, con numerosas fases de variado desarrollo, mecánica muy movida y una dificultad más o menos exigente, que lo ensalzan a la categoría de arte.

En resumen, The Neverhood es un título impregnado con una fuerte personalidad, engalanado por grandes alardes técnicos, que nos ofrece una visión distinta y divertida repleta de detalles alegremente chistosos y de buen gusto, recordándonos además que sus programadores llevan media vida en esto de los videojuegos.

Y cuenta, por si fuera poco, con una banda sonora que bien podría entrar por méritos propios en la antología de las músicas más extrañas y pegadizas del mundillo.

Virtud imprescindible para convertirse en toda una leyenda, como efectivamente ha sucedido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.