THE PAGEMASTER

Richard Tyler era un chico ejemplar.

Se preocupaba por el medio ambiente y por los efectos de los terremotos, pero su fortuna cambió de improviso.

Un día Richard desapareció en medio de una extraña tormenta, y se encontró en una misteriosa librería.

Mágicamente se había trasladado a un increíble mundo de horror, aventura y fantasía.

Sus huesos se habían transformado en trazos de lápiz y, sin darse cuenta, había pasado de ser un niño normal a convertirse en un dibujo animado.

The Pagemaster o El Guardián de las Palabras, denominación que recibió en España, es una entrañable película de MacCaulay Culkin, Whoopie Goldberg y Christopher Lloyd.

Esta supreproducción de aventura y fantasía se desarrolla, en su mayor parte, en forma de dibujos animados, siguiendo las premisas de películas como ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, Cool World o la primera adaptación de El Señor de los Anillos.

Este filme mezcla la imagen real con la animación, logrando una gran perfección técnica.

El desarrollo del juego es bastante similar a la segunda fase de Aladdin, en la que necesitábamos encontrar las piezas del escarabajo de oro para pasar de nivel.

En esta ocasión, deberemos recuperar unas tarjetas de biblioteca que nos permitirán continuar la aventura, una vez que lleguemos al final del mundo donde nos encontramos.

Estos carnets se hallan muchas veces en lugares un tanto rebuscados, y por supuesto, también tendremos que luchar contra los jefes de final de fase.

Nos deberemos sumergir en la temática literaria del cartucho para luchar contra personajes tan ilustres como el Capitán Ahab de Moby Dick, el pirata John Silver Pata de Palo, Jacob Marley de Cuento de Navidad, el monstruo de Frankenstein o el Lobo Feroz.

En las fases de bonus subiremos en un libro, que hará las veces de alfombra mágica, y con una perspectiva tridimensional nos moveremos a velocidades de vértigo por este escenario en Modo 7.

Por medio de esta obra literaria, nos desplazaremos a través de Horror World, Fanyasy World y Adventure World – todos con diez fases -.

Las animaciones de los personajes están digitalizadas de la película, con unos decorados oscuros y tétricos en las primeras fases, y alegres y dicharacheros en otras.

Las melodías del juego están inspiradas en la banda sonora del filme y contribuyen a dar credibilidad a las fases.

En suma, un lanzamiento bien hecho, jugable y con el grado justo de dificultad.

La única objeción estriba en que todos estos juegos de plataformas parecen primos hermanos… ¿Será porque el 80% de éstos han sido programados por la factoría de David Perry?.

EN SÍNTESIS

En lo visual conviene destacar unas animaciones y gráficos de calidad más que notable, aunque los fondos resultan demasiado oscuros y tristes en algunas ocasiones.

También cuenta a su favor con melodías extraídas directamente de la película original, pero las músicas son un tanto repetitivas a lo largo de todo el desarrollo.

Por lo demás, algunas voces del niño están digitalizadas directamente del filme, y el resto de los efectos sonoros son bastante normales.

Por último, la jugabilidad de este título está ajustada milimétricamente, pese a que no aporta absolutamente nada nuevo al género.

MUCHO CUENTO

The Pagemaster es ante todo un juego correcto, con una más que notable realización gráfica, que se ve frustrada por el colorido de los fondos.

El concepto de este título no aporta nada original al género, aunque resulta divertido mientras dura.

Un cartucho recomendado especialmente para los fans de Aladdin y sucedáneos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.