THE STORY OF THOR 2

Pese a la insistencia de SEGA por catalogar a esta saga dentro del género de los RPG, la realidad es que tiene más elementos en común con los denominados Action RPG que con los RPG tradicionales al uso.

Por un lado, el desarrollo de la aventura otorga una gran libertad de acción, existe una ausencia destacable de marcadores de puntos, la vista aérea condiciona la jugabilidad y el acertado sistema de combate que mezcla los ataques con espada y hechizos mágicos denotan unas similitudes con los RPG más clásicos, del mismo modo que ya sucedió con la primera entrega disponible para Mega Drive.

Sin embargo, existen un buen número de detalles que lo sitúan más cercano a los juegos de acción y aventuras, pues se han enfatizado los combates en tiempo real, donde además es posible realizar toda suerte de golpes y combinaciones con unos efectos tan contundentes como devastadores, e incluso podría decirse que el título adolece de una marcada ausencia de tiendas, quedando relegados los objetos a un segundo plano de poca relevancia en el desarrollo de los acontecimientos que dan forma al hilo argumental.

Estos y otros motivos hacen que sea difícil definir al título dentro de un género concreto y, sin embargo, en este matiz radica su mayor atractivo y su principal virtud; tanto es así que el compacto gustará por igual a aquellos deseosos de disfrutar de un buen RPG, como a los que prefieran los juegos de acción más desenfrenada con ciertos toques de plataformas que requieran de una ligera habilidad por parte del usuario.

El argumento, sin salirse de las bases impuestas por los grandes RPG, esto es, un ser vil y despreciable que pretende dominar el mundo mediante la imposición de la fuerza mientras un héroe elegido y dotado de unos poderes extraordinarios se le opone en una singular batalla que a priori se antoja muy desigual; como decía, este argumento de corte clásico es uno de los mayores responsables de que el título consiga atraparnos sin más dilación en la historia y absorvernos con una facilidad encomiable.

Son tantas sus virtudes, que incluso consiguen disimular en gran medida sus defectos, si bien estos resultan efímeros a la par de discretos.

Quizá lo más reprobable de todo el conjunto en su totalidad sea el apartado gráfico, que sin ser malo, no consiguió exprimir las capacidades de Saturn ni sacar mayor partido del talento de los desarrolladores, teniendo siempre presente que la comunidad de jugadores tenía en muy alta estima a la primera entrega disponible para la anterior consola de 16 bits, por lo que las expectativas generadas en este aspecto resultaron ser muy altas.

Esto no quiere decir que gráficamente el título sea meramente correcto; nada más lejos de la realidad, pues el entorno visual con el que nos encontramos resulta majestuoso, vivo y colorido como pocos, con unas animaciones para el personaje principal loables, y mostrando en pantalla siempre un acabado tan vistoso como tentador.

El principal problema radicaba en que, después de haber visto lo que eran capaces de hacer con un cartucho de 16 bits, se esperaba mucho más para una consola técnicamente muy superior.

En cualquier caso, la historia resulta una verdadera delicia, en la que trasciende la eterna lucha entre el bien y el mal, al que tan solo podremos conquistar a base de pequeños triunfos, victorias menores que en su totalidad supondrán toda una gesta de épicas proporciones.

Por fortuna, tendremos a nuestra entera disposición un total de seis espíritus mágicos que se irán uniendo a nuestra causa, y que nos brindarán la oportunidad de realizar poderosos hechizos, necesarios para concluir esta apasionante historia de la mejor forma posible.

Y para añadirle la guinda final a una aventura que se antoja tentadora como pocas, sumadle al cóctel unas laberínticas mazmorras donde os aguardan numerosos enfrentamientos, algunos pequeños puzzles, y unos jefes de final de nivel que conseguirán poneros en serios aprietos, pero diseñados con maestría e introducidos en el juego de la mejor forma posible.

Tanto es así que poco os importará perder alguna preciada vida tratando de oponeros a su poder, pues resultan tan divertidos como apasionantes.

Unos calificativos que bien sirven para definir a esta muy recomendable aventura.

RESUMIENDO

La saga The Story of Thor, que ya dio una buena muestra de su poderío y maestría en Mega Drive, contó con esta magistral continuación en Saturn, con parcas novedades respecto al título original, pero tan divertido y recomendable como en su día lo fue aquel.

El apartado más discreto quizá es el que atañe de forma directa a los gráficos, siendo lo más destacable los enemigos finales. El resto cumple su cometido, sin llegar a desmarcarse, aunque tampoco desmerece en absoluto.

Los efectos sonoros están en la misma línea que los gráficos, pues si la banda sonora se antoja un tanto escasa, no es menos cierto que acompaña a la acción de la mejor forma posible en todo momento, lo que no es decir poco precisamente.

Y en cuanto al apartado jugable, una delicia. Así de simple. Para que me entendáis, coged a un título de Legend of Zelda anteriores al mítico Ocarina of Time, restadle dinamismo en la resolución de puzzles, y sumadle varios enteros en la ejecución de ataques y golpes especiales, y lo que obtendréis será un título exigente, con una amplia gama de golpes, y todos ellos de fácil ejecución.

Pero sin duda, el punto clave que consigue elevar este título a la categoría de clásico, radica en las altas dosis de diversión que es capaz de ofrecer, pues al aliciente de los buenos RPG hay que añadirle ese genuino sabor de las mejores aventuras, dando forma a un juego tan completo como competente, cuyo desarrollo se ha resuelto de forma magistral, y se torna soberbio en su ejecución y puesta en escena.

Sin embargo, un par de detalles ensombrecen este envidiable acabado y lo alejan significativamente de la élite del género.

Cierto es que este aire familiar facilita la primera toma de contacto del usuario con el programa, pero esto se ha conseguido en gran medida gracias a unos gráficos que se asemejan vagamente a los que ya pudimos disfrutar en Mega Drive, lo que le otorga un aspecto visual austero si tenemos en cuenta las capacidades de la máquina para la que fue concebido.

Además, repite un esquema que, si bien ya se ha demostrado solvente en numerosas ocasiones, peca de muy explotado y poco sorprendente.

Quizá otro posible fallo achacable hay que buscarlo en el idioma, pues el juego se encuentra de forma íntegra en inglés, aunque por fortuna es posible localizar una versión traducida al castellano de forma no oficial, pero con un acabado impecable.

Salvando estos pequeños detalles, The Story of Thor 2 resulta una aventura que no debería faltar en vuestra colección, tan apasionante como divertida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.