THE TERMINATOR CD

Aunque los usuarios de Mega CD ya habían tenido sobrados motivos para alegrarse por la compra del periférico, títulos como Terminator CD les proporcionaron la oportunidad de disfrutar con los juegos del mañana.

Dicen las malas lenguas que “el diablo está en los detalles“.

Pues bien, a este compacto habría que considerarlo diabólico, porque es un auténtico alarde de cómo cuidar hasta el último detalle sin caer en exageraciones y, lo que es más importante, sin perder un sólo ápice de jugabilidad o dinamismo en la acción.

Viendo sus pantallas, lo normal es que cualquiera de vosotros piense que se trata de un simple ejercicio de buen gusto inspirado en el ambiente y escenarios del film, complementando al homónimo cartucho de Mega Drive.

Nada más lejos de la realidad.

Lo genial es que detrás de esta inmejorable puesta en escena hay un shoot’em up de primer orden, inteligente en el planteamiento y brillante en la ejecución, que mantiene al usuario en tensión constante y le obliga a prestar toda su atención a cada circunstancia.

El ritmo de juego es más pausado que en otros representantes del género, sin que ello quiera decir que se trate de un programa lento.

Quizá sea el más apropiado para un título en que cada enemigo puede suponer un serio problema, y más si tenemos en cuenta la escasez de ítems reponedores y la contundente potencia de ataque que caracteriza a los ciborgs del futuro.

En cualquier caso, como ya decíamos, el nivel técnico de Terminator CD es sobresaliente, pues todo se mueve a las mil maravillas a pesar de la complejidad de muchos decorados y la abundancia de elementos móviles en pantalla.

En sus diez fases podréis observar todas las virtudes gráficas que atesora Mega CD, en un despliegue de medios que incluye numerosos efectos de luces, transparencias, scroll parallax, vídeos, y muchos otros elementos que hablan de un trabajo concienzudo.

Otro detalle que también llama poderosamente la atención, por su perfección, es la banda sonora, comercializada incluso por separado.

Casos así ya se habían dado en el pasado, pero con un nivel de calidad equiparable no tenemos constancia alguna.

En lo que tampoco sirven de mucho las comparaciones – aunque evidentemente sean posibles – es en el tema de la jugabilidad; pues el título que nos ocupa está a un nivel muy superior al que pudimos ver en las restantes consolas, y no resulta aventurado asegurar que su mecánica es tan divertida que dificulta enormemente despegarse del mando.

Por esas y otras razones no podemos dejar de recomendar Terminator CD, uno de los mejores juegos que ensalzaron al mítico add-on de SEGA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.