THE TOXIC CRUSADERS

Super Sonic Pixel Art

Toxie – alias Melvin Junko – hizo su debut en la industria del videojuego acompañado de su inseparable fregona con el fin de liberar su bienamada ciudad natal, Tromaville, y ya puestos, exterminar a los causantes de su desdicha y cuanto maleante se cruce en el camino.

Lamentablemente, pese a sus flamantes y pestilentes poderes, parece que no estaba del todo preparado…

tumblr_lv89omBvQs1r1xncto1_400

Y es que no sorprende en absoluto que las adaptaciones cinematográficas o televisivas den lugar a un producto claramente perfectible.

Algo que no resulta en absoluto casual, pues con frecuencia se dispone de un escaso margen de tiempo y presupuesto para idear un título que vendería lo mismo, sopesando incluso sus evidentes carencias.

Solución: programar un juego para cumplir con el expediente.

El problema viene cuando el largometraje en cuestión se perfila como una cinta independiente, con ese inconfundible estilo de Serie B ciertamente cutre y soez, tal como sucede en The Toxic Avenger – léase El Vengador Tóxico -.

Entonces, los cartuchos disponibles se mantienen por sus propias virtudes, con los “defectos” de la versión fílmica como añadido.

Básicamente este es el handicap de la serie Toxic Crusaders, unos juegos cuanto menos decentes que harán las delicias entre los seguidores incondicionales del personaje.

tumblr_mkn7hz9kvd1qd4q8ao1_500

Mal nos pese, para los restantes aficionados son incapaces de competir en igualdad de condiciones con los grandes representantes del género, pues se revelan como otros de tantos beat’em ups que vieron la luz en las añoradas Game Boy, NES y Mega Drive.

Basta con decir que ni gráficamente, ni el apartado sonoro, consiguen elevar el listón.

Para más inri, la jugabilidad es tan genérica que a duras penas importan los poderes.

Por no esforzarse, ni siquiera se han esmerado en depurar un agradecido modo cooperativo, y la duración peca de irrisoria en el mejor de los casos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.