THE TWISTED TALES OF SPIKE MCFANG

The Twisted Tales of Spike McFang Action RPG Super Nintendo SNES Xtreme Retro Pixel Art

Creíamos que la oleada de vampiros meditabundos, enigmáticos, enamoradizos y justicieros, había acabado – para bien – hace largos años.

The Twisted Tales of Spike McFang Action RPG Super Nintendo SNES Xtreme Retro 1

Pero Bullet Proof Software y Red Company parecían tener algo que decir al respecto.

The Twisted Tales of Spike McFang Action RPG Super Nintendo SNES Xtreme Retro 3

Por supuesto, dándole un giro a la convención: la secuela de Makai Prince Dorabotchan no es tan grave como otros títulos similares, y tiene un regusto a manga que le beneficia.

The Twisted Tales of Spike McFang Action RPG Super Nintendo SNES Xtreme Retro 2

No sólo es el evidente paralelismo visual con respecto al clásico de PC Engine, sino también los personajes dibujados a brochazos o guiños a las convenciones del género, que dan cierta textura satírica a este Action RPG.

The Twisted Tales of Spike McFang Action RPG Super Nintendo SNES Xtreme Retro 4

The Twisted Tales of Spike McFang podría parecer, sin embargo, demasiado indie a estas alturas: las convenciones pop, la idea del vampiro bueno que sólo liquida a gente mala y, el colmo, corre para socorrer a sus papás a pleno sol, son un poco blandas para un subgénero que precisa hoy de ideas algo más ásperas, pero se agradece que Naxat Soft use las convenciones del vampirismo para elaborar un discurso distinto: la idea del vampiro como un joven príncipe super poderoso es muy sugerente; tanto como la de un desarrollo que se ciñe a los sagrados esquemas de Legend of Zelda, sobre los que esta aventura construye la base de su mecánica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.