THE TYPING OF THE DEAD

The House of the Dead 2 es, por supuesto, uno de los títulos más sangrientos y viscerales de SEGA.

Unas voces teatrales y un diálogo tramado de manera soberbia crean una atmósfera de serie B, conforme el jugador deambula por la pantalla intentando sobrevivir a este incansable matadero de zombies.

¿Quién iba a pensar que uno de los arcades más recordados de la factoría se limitaría a contemplar grumos de carne de muertos vivientes y sangre esparcida por la pantalla, mientras se elimina a las hordas de zombies excribiendo palabras y frases aleatorias sobre un teclado?.

Y son realmente aleatorias.

Tengo una cita con la cabeza de una cheerleader“, podría escribirse antes de iniciar una amplia digresión sobre salud y medidas de seguridad, o sobre la prudencia financiera.

A veces, las frases pueden provocar una reflexión – “No te culpes a ti mismo“. “¿De qué?“, podrías pensar antes de reducir a otro cadáver reanimado a una pila de sangre y vísceras con tu propia arma de sesenta palabras por minuto -.

La mayoría de las veces son pura sorpresa.

Pero la mayor parte d el tiempo son incluso más enfermizas que la serie de falacias sin respuesta, agrupadas al azar, que conforman el guión de escenas cinemáticas del juego.

Estas escenas cinemáticas son exactamente iguales a las originales, sólo que, en vez de llevar armas, nuestro intrépido eliminador de muertos vivientes carga únicamente con un teclado.

Quienquiera que tomase la decisión de convertir la leyenda del matadero zombie de SEGA en un tutorial de tecleo es un genio de una raza especial.

Aparentemente despreocupado por cuestiones de lógica o juicio, diseñó una de las incursiones más inesperadas, idiosincrásicas y apasionantes nunca vistas en el mundo del videojuego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.