TINY TOON ADVENTURES: BUSTER SAVES THE DAY

Las mejores plataformas no podían faltar a su cita habitual con la portátil de Nintendo, y para la ocasión traen consigo a los alegres y entusiastas Tiny Toons.
Por fortuna, la mecánica se distancia significativamente de la que viene siendo habitual en el género, precedida por un marcado protagonismo del scroll lateral.
De este modo, Tiny Toon Adventures: Buster saves the day – o Buster: el héroe del día, tal como se dio a conocer por estos lares – pone especial énfasis en un desarrollo que recuerda en gran medida a otros títulos consagrados, tales como Snow Bros o el legendario Bubble Bobble de Taito.
Esto se traduce en golpear a los consabidos enemigos desde una distancia prudencial, para rematarlos una vez se encuentran aturdidos.
Toda la acción transcurre sobre unos fondos simples y estáticos, engalanados con diversas plataformas horizontales dispuestas a varias alturas.
A grandes rasgos, la obra de Conspiracy Entertainment resulta ser un clon de aquellos clásicos imperecederos, envuelta bajo el inconfundible sello de la Warner y destinada a los pequeños querubines del hogar, limitando por tanto su dificultad en todo momento.
Precisamente en este último detalle se hace notar su acentuado carácter infantil, puesto que los usuarios más experimentados podrán concluir la aventura en poco menos de una hora, pese a sus más de cuarenta niveles disponibles.
Dicho esto, si no sois muy grandes o habilidosos, o simplemente os atrae su peculiar concepto de juego, no dudéis en dedicarle unos minutos desde el siguiente ENLACE.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.