TITAN QUEST: INMORTAL THRONE

A la espera del anhelado Diablo III, el consagrado equipo de THQ desarrolló uno de los clones del título de Blizzard más afortunados que se recuerdan.
Cierto es que Titan Quest carece por completo de originalidad, pero para ser francos, ni falta que le hace.
Basado principalmente en leyendas, héroes y dioses de la mitologia griega, dicho programa fue una de las grandes sorpresas del pasado año 2.006 dentro del manido género del rol de acción.
La base de su éxito consiste en importar todos aquellos elementos que popularizaron a Diablo y combinarlos con un mundo diferente, dotado de escenarios 3D de gran calidad y un interfaz a la altura de las circunstancias.
THQ vendió miles de copias y era lógico que tarde o temprano saliera a relucir una expansión.

Y así, tras aventurarse por Grecia, Egipto y Asia, nuestro valeroso héroe viajará en esta expansión hasta el mismísimo reino de Hades – el infierno de los griegos para más señas -, lo que proporcionó a sus diseñadores la oportunidad de recrear todo tipo de criaturas terroríficas, así como cientos de nuevos objetos únicos, a cuál más poderoso; si bien la mayoría de ellos tan sólo aparece durante las agradecidas partidas multijugador, que ahora son mucho más completas.

MEJORANDO LO PRESENTE

Asímismo, Inmortal Throne elimina los molestos bugs que aparecían en la entrega original, y perfecciona aquellos elementos que flojeaban.
El primero y más sorprendente era lo fácil que resultaba eliminar a los consabidos jefes de zona y enemigos finales de cada escenario.
El equipo encargado de su desarrollo tuvo a bien ajustar los niveles de dificultad, complicando el avance, sin que por ello se resienta la jugabilidad.
No obstante, es en la gestión de elementos donde esta codiciada expansión muestra sus mejores galas.

MUCHOS MÁS OBJETOS

Resulta evidente que el mayor atractivo de este tipo de aventuras no consiste en limitarse a avanzar, sino en conseguir más y mejores objetos, en especial si nos referimos al modo multijugador.
Huelga decir que, además de inventarse toda suerte de armas y objetos mágicos, el interfaz de juego permite que estos se depositen en caravanas, en caso de que la bolsa de inventario esté a rebosar; y mejor aún, intercambiar estos codiciados ítems entre los diversos personajes que el usuario posea en el juego.
Realmente útil si el protagonista es un fornido guerrero que encuentra el mejor de los bastones… para un mago, por citar tan sólo un ejemplo posible.
De modo que si contáis con los servicios de un mago entre vuestra galería de personajes, bastará con dirigirse a la caravana y recogerlo donde previamente lo ha depositado el amable guerrero.
Por lo demás, esta expansión que nos traemos entre manos cumple holgadamente con todas las expectativas que se habían gestado en torno a ella.

Es decir, más horas de juego, más objetos y mejora de los problemas anteriores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.