TOMBI! 2: THE EVIL SWINE RETURN

Tomba 2 Pixel Art PSX

En los albores del año 2.000 asistimos al último canto de cisne de Whoopee Camp, compañía liderada por uno de los creadores más legendarios en el mundo del videojuego: Tokuro Fujiwara.

Probablemente su nombre no os resultará familiar, pero sí sus innumerables éxitos durante su primera etapa al frente de Capcom, ya que participó en la creación de sagas tan míticas como Megaman, Ghost’N Goblins, Strider e incluso Resident Evil.

Con su propia empresa y la libertad absoluta para modelar sus nuevos clásicos, empezando por el entrañable Tombi!, dio lugar a un juego de culto cuya calidad técnica y sabia mezcla de géneros siguen siendo sus principales virtudes.

La segunda entrega se basa, tal como cabía esperar, en la explosiva unión entre las plataformas con desarrollo horizontal – aunque abrazando las tres dimensiones con mayor énfasis – y el rol; ya que, a pesar de su diseño, el título posee ciertos elementos tan sólo vistos anteriormente en RPG’s.

Tombi 2 Sony PlayStation PSX

Para que nos entendamos, una agradecida mezcla de elementos vectoriales y bitmap en sus gráficos, con grandes toques de aventura y RPG en sus múltiples escenarios.

Fujiwara quiso resaltar la jugabilidad sobre el potentísimo engine 3Dque, dicho sea de paso, hace gala de un colorido, detalle y animaciones envidiables -, ofreciendo mejoras significativas con respecto al episodio original.

Tombi 2 PSONE Sony

Por último, merece la pena recordar que dicho compacto fue completamente traducido y doblado a nuestro idioma, algo imprescindible para disfrutar de tamaña aventura en su plenitud.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.