TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP

TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP GBA Xtreme Retro 1

La capacidad de Game Boy Advance a la hora de mostrar gráficos similares a los generados por el chip MD-7 de Super Nintendo propició la aparición de varios títulos de conducción junto a la consola.

Top Gear Grand Touring Championship fue uno de ellos y, sin acercarse al límite humorístico de Konami Krazy Racers, ni al técnico de GT Advance, consigue entretener a cualquier aficionado al género con alguna que otra grata sorpresa.

TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP GBA Xtreme Retro 2

Su aspecto y jugabilidad nos recuerdan a los primeros títulos de carreras para SNES, haciendo uso intensivo del Modo 7 y acercando el tipo de conducción al más puro estilo arcade.

TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP GBA Xtreme Retro 6

Tan arcade es su mecánica que debido a nuestra velocidad, en ocasiones, el ángulo de alguna curva y un horizonte cercano, tendremos que girar al azar con la esperanza de mantenernos sobre el asfalto, como si de Trash RallyNeo Geo – se tratase.

TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP GBA Xtreme Retro 4

El pequeño detalle del horizonte es lo único que emborrona el tratamiento gráfico de TGGT Champ., ya que todo lo demás, desde el asfalto hasta el diseño y amortiguación de los coches ha sido extremadamente cuidado; teniendo en cuenta que es un título para una portátil, claro está.

INTRO

TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP GBA Xtreme Retro 3

La intro del juego, con la moza con cara de circunstancias, recuerda poderosamente a la de RRV.

EN RESUMIDAS CUENTAS

El asfalto tiene unos cambios de tonalidad demasiado radicales y la línea del horizonte está demasiado cercana.

Por lo demás, tanto la suavidad con la que se mueve todo, como el diseño de los coches, es digno de admiración.

TOP GEAR GT CHAMPIONSHIP GBA Xtreme Retro 5

No obstante, lo mejor del juego reside en el modo de creación de circuitos: potentísimo, y tan sencillo que harás uno en pocos segundos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.