ULTIMATE GHOSTS ‘N GOBLINS

Cuando un veterano de la industria de los videojuegos vuelve a una serie que creó décadas antes, el resultado puede ser excepcional o catastrófico.

Lo mismo podría decirse de pasar un clásico arcade a las tres dimensiones.

Que se lo pregunten, si no, a los héroes de Golden Axe, Megaman, Metal Slug, Bomberman, Earthworm Jim o cualquier otra víctima.

Pero cuando Tokuro Fujiwara – un maestro del terror según Shinji Mikami, el creador de Resident Evil – volvió a Ghosts ‘n Goblins veintiún años después del primer título, el resultado fue un juego digno de su leyenda.

El nombre de Ultimate Ghosts ‘n Goblins también es muy acertado: al encerrar a sus modelos 3D en un plano de desplazamiento lateral, exprime la máquina de Sony, además de mantenerse fiel a las raíces de la serie.

También sigue siendo un juego de precisión matemática, en el que cada salto requiere tener la mente fría y un enfoque nuevo.

Si te estremeces, pierdes; si dudas, estás perdido.

Y la amplitud de la pantalla de PSP introduce más maravillosas criaturas.

Telepuertos que no se pueden cerrar, vuelo asistido por escudo, niveles versátiles y enemigos sorpresa llevan el formato al extremo, y el juego se reinventa mientras tú das saltos adelante y atrás.

Primero sobrevives a los niveles y sólo más tarde los completas, utilizando nuevas armas y habilidades para lograr lo imposible y alcanzar lo inalcanzable.

Pero si es “definitivo”, entonces, ¿qué sucede con Goku Makaimura Kai?.

Esta remezcla del título de Fujiwara, nunca publicada fuera de Asia, recupera los ataques cargados de magia de la versión Ghouls ‘n Ghosts, al tiempo que supera las dificultades y te da más capacidades desde el principio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.