ULTIMATE STUNTS

ultimate-stunts-pc-remake-pixel-art-xtreme-retro

4D Sports: Driving, más conocido simplemente como Stunts, fue seguramente el juego de conducción más aprovechable en un PC de los primeros noventa.

Entre sus virtudes, la que más llamaba la atención a primera vista eran sus gráficos tridimensionales, poco vistosos para el standard actual, pero sin duda llamativos en una época en que Virtua Racing no era más que una quimera.

ultimate-stunts-pc-remake-xtreme-retro-1

Con paisajes y vehículos construidos a base de polígonos planos en lugar de sprites y distintos tipos de escalado, Stunts se convertiría en toda una experiencia visual en un mundo en el que las tres dimensiones eran una cuestión relativa.

Pero no todo eran gráficos, a pesar del innegable atractivo de estos: en Stunts podíamos construir nuestras propias pistas con un sencillísimo editor, grabar nuestras carreras y ver las repeticiones, competir contra otros coches o contra el reloj.

ultimate-stunts-pc-remake-xtreme-retro-2

Todo con una presentación espectacular en aquel momento.

Para rematar el asunto, Stunts no se trataba del juego de conducción al uso: había que hacer toda una serie de acrobacias, desde loops hasta saltos imposibles por encima de edificios.

ultimate-stunts-pc-remake-xtreme-retro-3

Ultimate Stunts es un remake actualizado que estuvo más de un lustro en desarrollo, y empieza a mostrar buena parte de sus virtudes, de entre las que cabe destacar un entorno gráfico actualizado – dentro del amauterismo del proyecto -, un editor de circuitos a la altura de las circunstancias, y un extra que no formaba parte del juego original: multijugador a través de la red.

Y lo mejor de todo: sigue siendo igual de divertido construir tu propia pista y probarla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.