UN ASESINO QUE JUEGA A FINAL FANTASY

Durante el año 2000 la prensa nacional se hizo eco de otra trágica noticia que le sirvió para arremeter contra los videojuegos nuevamente. José Rabdán, era un joven que usando una katana finalizó con la vida de sus padres. Según se podía leer en los titulares de la prensa más seria, “asesino a sus víctimas igual que lo hacía su héroe virtual“. A esta aparente conclusión llegaron los periodistas cuando descubrieron que el infeliz tenía en posesión una copia de Final Fantasy VIII. La necesidad de encontrar alguna similitud obligo a los redactores a agudizar el ingenio, y encontraron el nexo común con el juego aludiendo al peinado del asesino, con cierto parecido al protagonista del juego. Al día siguiente era posible encontrar en el diario El Mundo la foto del parricida junto a otra de Squall, la imagen central del universo de Final Fantasy VIII, de forma que los lectores pudieran concluir que, efectivamente, existía cierta semejanza entre ambos. Sin embargo, como se expuso durante el juicio, el autor del crimen declaro que apenas había jugado alguna partida, mientras que en la prensa se lo tachaba como un adicto incondicional a Final Fantasy. Nuevamente podemos comprobar como, desde hace ya varios años, se culpa a los videojuegos de los males que afligen al mundo, y en lugar de buscar causas y soluciones reales, parece que es preferible culpar a un medio en parte desconocido por los periodistas que firman los titulares. Y es que, o mucho me equivoco, o no hay ni un solo Final Fantasy en que se mencione asesinato alguno como parte de la trama. Menos aun que el protagonista asesine a sus padres. Es más, durante el octavo capítulo de la serie, el tema central es el amor, que dista mucho de ser un acto vil y malvado. Pero es más sencillo buscar un chivo expiatorio en los videojuegos; y si es posible confirmar que aquel que ha cometido una atrocidad, además es usuario de videojuegos, pues tanto mejor. Cualquier pretexto es bueno para ganar audiencia, aunque no refleje la realidad. Si es preciso, se inventa. O acaso en el Final Fantasy no aparecen espadas? Eso debió pensar el escritor de El Mundo. Una verdadera lastima que a los usuarios de videojuegos se nos acuse de todo tipo de calumnias, sin motivo alguno. Y lo que es peor, si aquellos que suscriben los titulares conocieran un poco el medio, se evitarían noticias de esa índole.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.