UN BRINDIS POR VICBEN GAMES

Zangief Street Fighter Alpha Pixel Art Capcom

Desde que abracé la posibilidad – y el privilegio – de navegar por diversas páginas web de temática retro pues perderse por esos blogs venerables equivale a hacerlo en la propia memoria -, suelo buscar con entusiasmo artículos relacionados con aquellas gloriosas coin-ops de antaño; ensayos, historias o anécdotas.

Y por supuesto, análisis.

Desde las rarezas mayúsculas, pasando por grandes éxitos o sonados fracasos.

Eso incluye todo cuando del sector se ha escrito y llega a caer en mis manos.

Así, cuando procuro indagar sobre el tema, cualquier otro texto es considerado proscrito a bordo, y en caso de ser descubierto como polizón, pasado en el acto por quilla, si se me permite la metáfora.

Las tradiciones son las tradiciones, aunque sea uno mismo quien las invente, y en el mundillo retro con más razón, pues están estrechamente ligadas a nuestras vivencias personales.

Quizá por ese motivo Vicben Games, plenamente ortodoxo en cuanto a materia narrativa se refiere, me hizo oportuna y buena compañía durante los últimos años.

Y como quien no quiere la cosa, llegué a su última página con la melancolía de quien se despide de un preciado amigo, justo cuando me hallaba en un lugar como el que los antiguos aficionados frecuentaban, rodeados por viejas glorias.

Pues conviene recordar que el principal peligro para todos los jugadores no reside en los mal llamados DLC’s, el formato virtual, ni en las políticas de algunas compañías, sino en el injusto olvido.

Contraje durante los últimos tiempos una deuda de gratitud con Tuxlive, su fecundo autor, quien también participó en más de una ocasión en Xtreme.

Y dedicar unas pocas líneas a informarles sobre la existencia de su añorado blog, es una forma de poner, al menos en parte, las cosas en su sitio.

Para ser del todo consecuente, su lectura debe ser degustada lenta y plácidamente.

Tal vez sea que me ciega la pasión, o la afición, o como diablos se considere la temática retro, pero lo cierto es que permanecí atado a sus páginas, entre otras porque varios de aquellos juegos comentados me eran desconocidos.

El trabajo de documentación y selección resulta oportuno e impecable, y su resultado es de una belleza que sabrán apreciar tanto los lectores veteranos como los que se conforman con mantenerse a salvo en la tierra firme que brindan las plataformas actuales, que mal nos pese, no es tan firme como parece.

Sea como fuere, los textos allí acumulados demuestran que incluso en esta época hay mucho que decir al respecto sobre aquellas añejas recreativas, tristemente caídas en desgracia.

Por todo eso, envidio la oportunidad que se le ofrece al lector de Vicben Games de enfrentarse por vez primera, si es que los desconoce, a los arcades que aguardan fondeados, navegando o al garete en las profundidades de esta inclemente industria, en cada una de sus líneas y de sus páginas.

Juegos y jugadores, peripecias, aventuras, reflexiones, vida y muerte en los capítulos sobre los que Tuxlive surca y escribe desde su propia memoria.

Una forma impagable de adentrarse en la vasta, inmensa geografía de los salones recreativos.

Así que, si aceptan un humilde consejo, busquen un lugar placentero y sumérjanse en este singular blog, donde ya nadie podrá arrebatarnos los sueños tan deliciosamente pixelados.

Suban a bordo, lean y naveguen en pos de sus propias vivencias, si gustan.

Como decían los viejos marinos, les deseo buen viento y buena caza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.