UN FELINO TENTADO POR LA NES

Carlitos Xtreme Retro Pixel Art

Mi gato Carlitos, como casi todos los gatos, pasa olímpicamente de lo que hace su dueño.

Dormita, deambula por el piso, come cuando puede y se deja querer.

Una buena vida de gato, supongo.

Sé que hay felinos que reaccionan histéricamente ante lo que aparece en la pequeña pantalla, especialmente a los colores brillantes, pero Carlitos ni se inmuta.

Lo mismo le da que la televisión esté apagada o encendida, salvo cuando juego alguna partida a la NES.

Al enchufar la consola, o mostrar cualquier título con gráficos de corte retro, Carlitos intenta agarrar las naves o al bueno de Mario, mientras maulla sin comprender qué sucede ahí.

Me pregunto qué diablos ve el gato en los juegos añejos que no encuentra en los actuales, pero acabo llegando a la conclusión de que su interés se centra en los movimientos sencillos que efectúan las naves y personajes.

Los programas modernos le interesan tan poco como las personas reales.

Por contra, los juegos retro, con sus movimientos de insecto, forman parte de un mundo sencillo, directo y sin profundidad, fáciles de entender e imposibles de agarrar con la zarpa.

Todo lo que necesita el dichoso gato… y su dueño.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.