UN POCO DE HISTORIA SOBRE LOS SPACE INVADERS

Como bien sabrán los lectores habituales a esta página, los enemigos más preciados a batir en el mítico Space Invaders, aquellos que otorgaban una mayor cantidad de puntos y eran más difíciles de acertar, resultaban ser unos platillos que de vez en cuando aparecían en el margen superior de la pantalla protegidos por las hordas de naves que se interponían entre ellos y nuestra propia nave.
.

Curiosamente, los trabajadores de Atari a modo de broma decidieron bautizar a estos platillos como Sluggo y Mr. Bill, que eran dos participantes habituales de un famoso programa que se emitía por la cadena televisiva NBC.

Derribar a estos dos platillos suponía una gran hazaña que era recompensada con la nada despreciable cantidad de 1.200 puntos.

Pero a raíz de un pequeño comentario sacado de un periódico de modesta tirada llegó a oídos de los directivos de la cadena esta inocente – de hecho casi infantil – broma.

Tal fue la ofensa o el agravio del que se creyeron víctimas que no dudaron en recurrir a sus abogados e interponer una demanda en contra de Atari.

La decisión del juez resultó tajante, y obligaba a Atari a eliminar de su juego cualquier posible alusión a estos por aquel entonces conocidos personajes; por lo que a los programadores no les quedó otra opción que rebautizar a los platillos con un menos sonoro y efectivo Platillo 1 y 2.
.
Esta es la razón de que, tratando de responder de forma no exenta de cierto sarcasmo a esta injusta sentencia, los jugadores eran premiados con una jugosa vida extra si conseguían eliminar a dichas naves invasoras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.