UNA HISTORIA DE VIOLENCIA (PARTE 2)

MORTAL KOMBAT: DEADLY ALLIANCE (2.002)

LA LLEGADA DE LA AUTÉNTICA PROFUNDIDAD

El gran logro de Deadly Alliance – que ve el nacimiento de una alianza entre villanos y la primera aparición del terrible Rey Dragón Onaga – no es perfilar las 3D que no funcionaron demasiado bien en MK 4.

De hecho, Deadly Alliance sigue siendo un juego en 2D en un entorno 3D, pero lo que sí consigue es multiplicar el catálogo de golpes de los guerreros, dotándoles de dos estilos de lucha cuerpo a cuerpo y un arma blanca, intercambiables de forma inmediata.

Eso hace que los combates sean más versátiles, acelerados e imprevisibles que nunca antes en la saga.

MORTAL KOMBAT: DECEPTION (2.004)

UNA DECEPCIÓN RELATIVAMENTE ANUNCIADA

Un par de años más tarde llega Deception, con sólo leves modificaciones jugables: la más llamativa es la inclusión de escenarios con elementos letales, decisión que en su día fue muy discutida.

Por lo demás, todo es más grande y más numeroso: el roster de luchadores es de varias docenas de asnos, y los extras son de una variedad espectacular.

Desde ajedrez a una versión Super Puzzle Fighter II Turbo con versiones super-deformed de los luchadores, así como una aventura de acción con toques RPG que matiza detalles del caótico argumento.

MORTAL KOMBAT: SHAOLIN MONKS (2.005)

EN PAREJAS SE FATALIZA MUCHO MEJOR

Shaolin Monks fue el frustrado pistoletazo de salida para una buena idea que no prosperó: lanzar un juego de Mortal Kombat cada año, alternando lucha con aventura.

Aquí le tocaba a la acción 3D con toques de exploración, en un estimable juego situado entre los eventos del primer y el segundo MK, protagonizado por Liu Kang y Kung Lao, y que poseía una competente sección de combate.

Combos propios de los personajes, multitud de movimientos especiales, posibilidad de hacer Fatalities a varios enemigos al mismo tiempo – los llamados Multalities – y un divertido multijugador local en cooperativo.

MORTAL KOMBAT: ARMAGEDDON (2.006)

EL FIN DE TODO EL UNIVERSO CONOCIDO

Hasta 62 luchadores disponibles son, como dice la voz en off del narrador, “demasiados“.

Por eso, Ed Boon planteó un apocalipsis piramidal en el que morirían la mayoría de los luchadores de Mortal Kombat.

Las consecuencias aún no están claras, teniendo en cuenta que la penúltima entrega de la serie es un regreso a sus orígenes argumentales; pero también es verdad que, en términos jugables, la evolución llegó a cierto tope: reducción de golpes, accesibilidad total, las acostumbradas falsas 3D y posibilidad de crear tus propios Fatalities y luchadores.

MORTAL KOMBAT VS. DC UNIVERSE (2.008)

SUPERMAN NO DESMEMBRARÁ A LEX LUTHOR

Este enfrentamiento entre titanes de los universos Mortal Kombat y DC se topó con la incomprensión de los fans por una razón muy sencilla: la violencia propia de la saga estaba completamente desdibujada, debido a la naturaleza de los personajes DC.

Era una pena que eso sucediera, precisamente, en el primer juego programado para la generación de PS3 y Xbox 360.

Sin embargo, MK Vs. DCU es un título resultón; desde luego no la panacea para el fan, pero sí muy divertido, bruto y accesible: perfecto para noches lluviosas.

Una rareza que no entra dentro del canon argumental de MK.

MORTAL KOMBAT (2.011)

BUENOS TIEMPOS PARA LA FATALÍCA

Y después del holocausto de Armageddon y el pequeño respiro de MK Vs. DCU – que estamos seguros que Ed Boon usó como campo de pruebas y globo sonda para esta nueva entrega -, llegó el momento de un auténtico retorno a los orígenes.

El argumento nos coloca en los juegos preferidos por los fans, los tres primeros, y la mecánica nos devuelve a la gloria 2D.

Vuelven los genuinos Fatalities ultrasangrientos y se aprovecha la potencia de estas consolas: juego online, luchadores descargables y alta definición.

Han sido varios años de dudas, pero todo parece indicar que Mortal Kombat volvió para sacarnos las tripas de cuajo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.