UNIRALLY

DMA Design, entre 1.988 y 2.002 – luego pasó a llamarse Rockstar North -, fue responsable de una notable cantidad de títulos de inteligencia como Lemmings, o juegos de acción de mundo abierto como Body Harvest, antecesores de Grand Theft Auto.

Pero también se le recuerda por crear Unirally, el que fue su primer juego para consola y para Nintendo.

Unirally, conocido como Uniracers fuera del territorio PAL, ofrece una visión lateral de las carreras con monociclo y plataformas, engalanada por unos movimientos rápidos y fluidos sobre unas pistas brillantes y tubulares, repletas de curvas y cruces, en un espacio abstracto como las tiras de cómic de Moebius.

Pero también ofrece un sistema para hacer acrobacias que garantiza propulsiones turbo para encadenar vueltas y giros, mientras tratas que tu pequeño monociclo aterrice sano y salvo.

Y si juegas a dobles con la pantalla partida, el título se vuelve desesperado, e incita a cada participante para ejecutar una nueva acrobacia en cada salto.

El monociclo, dicho sea de paso, está representado con sprites CGI prerrenderizados – al estilo que en aquella época estaba en boga, puesto que se lanzó al mismo tiempo que el legendario Donkey Kong Country de Rare -, y demuestra una personalidad arrolladora: temblando antes de empezar cada carrera, inclinándose hacia delante cuando aceleras, poniendo el asiento mirando hacia atrás cuando se acerca el oponente, y haciendo una reverencia cuando ganas.

Pero esta misma personalidad es precisamente la causante de que actualmente Unirally no sea tan conocido como se merece.

En 1.994, Pixar aún tenía que lanzar al mercado Toy Story, la película que les iba a proporcionar un reconocimiento masivo; entonces, la compañía interpuso una reclamación judicial alegando que el monociclo de Unirally era un plagio del protagonista del cortometraje Red’s Dream, de 1.987.

Lamentablemente, DMA Design y Nintendo perdieron el caso, y la gran N sólo fabricó una edición de 300.000 unidades.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.