URUSEI YATSURA: LUM’S WEDDING BELL

Urusei Yatsura Lum no Wedding Bell Famicom Xtreme Retro Pixel Art 2

Primero como tragedia.

La intrépida heroína del manga está en peligro y debe huir de edificios en llamas en su planeta adoptivo, regresar a su OVNI y evitar los problemas coyunturales de una tierra que, en el pasado, había resultado ser un lugar idóneo para vivir.

“¿Estamos entonces ante una sesuda metáfora sobre la crisis económica?”, podría preguntar algún lector despistado que no se parase a pensar en la cantidad de recursos que debe tener la protagonista para fletar semejante nave espacial sin esfuerzo, y que además desconozca el clásico de Jaleco, Momoko 120%, en que se basa este juego.

En cualquier caso, los ataques alienígenas se han redoblado tras su paso a Famicom, hasta el punto de rozar la limpieza étnica, y es conveniente emigrar provisionalmente del lugar que en algún momento consideró su hogar.

Después, como farsa.

Aunque parezca una gran historia, vagamente inspirada en la obra de Rumiko Takahashi – autora de Mezon Ikkoku, Ranma 1/2 o Inuyasha, entre otros -, la realidad tras el cartucho es mucho más prosaica: Lum, la pequeña extraterrestre, debe viajar en el tiempo para reunirse con su amado Ataru Moroboshi, cogiendo naves que, para qué lo vamos a negar, no van a ninguna parte.

Porque no se puede huir de la naturaleza del conflicto, o del propio juego.

Urusei Yatsura Lum no Wedding Bell Famicom Xtreme Retro 1

Con todo, la premisa de Lum’s Wedding Bell es desconcertante, o al menos, digna de parvulario, en la misma medida que densas son sus mecánicas: debemos ir escalando pisos, siguiendo la estela de Donkey Kong, con el hándicap añadido de que el tiempo apremia.

Nada más sencillo que eso.

¿Cómo guiar a Lum para que llegue a su nave y evite la muerte segura a causa del incendio?.

Urusei Yatsura Lum no Wedding Bell Famicom Xtreme Retro 3

Pues aprovechando todos los recursos disponibles, neutralizando a los posibles rivales, y convirtiendo su frenética huída en un laberinto de pasillos donde la victoria es imposible, porque acabar sólo implica la satisfacción de hacerlo y es preciso volver a empezar; una metáfora del trabajo asalariado en el capitalismo tardío.

Sea como fuere, nos encontramos frente a una correcta adaptación de otro arcade adictivo, cuya complejidad radica, precisamente, en las limitaciones que se autoimpone el mismo juego.

Ya sea debido al escaso margen temporal, parcos movimientos o clara inferioridad de condiciones, su densidad radica en la necesidad de saber adelantarnos a todas las dificultades que pueden acabar frustrando nuestros planes.

Sencillo y efectvo, la potencia de Urutsei Yatsura reside en su explícita infinitud, con una obscena cantidad de posibilidades comprendidas en un título tan acotado.

Pudiendo probar varios caminos o asumir retos diferentes hasta aburrirnos o morir en el intento.

Incluso a dobles, el juego se puede tornar virtualmente inabarcable, y hasta excesivo.

Ideal para matar diez o quince minutos o hacer un descanso de otras cosas, porque las partidas son rápidas y furiosas, incapaces de dejar indiferentes a los amantes del retro, o del popular manga.

Urusei Yatsura Lum no Wedding Bell Famicom Xtreme Retro 2

Irónicamente, la forma perfecta de evasión respecto a tediosas formas de la vida moderna consiste en imitar los fastidiosos patrones de la vida contemporánea.

Procesos rápidos, de corta duración, que debemos repetir una y otra vez con mínimas variaciones.

Así pues, el mayor logro de Jaleco consiste en haber parido un cartucho para matar ratos libres, donde lo único que hagamos será repetir las constantes lógicas de todo aquello de lo que queremos desconectar cuando nos acercamos a un videojuego.

No es Office Simulator, el hipotético programa aún por inventar, donde realizar ocho monótonas horas de trabajo – ¡más horas extras! – en cada partida sin la posibilidad de guardar, pero se le acerca peligrosamente.

¿Cómo entender, si no, un título donde se realizan gestos repetitivos y superfluos, pero que el resto de aficionados puede afrontar de una forma específica sin llegar a comprender?.

Xtreme Retro Rumiko Takahashi Manga Cover

No en vano, el juego está diseñado para autoperpetuarse a través de los actos de cada usuario, de su propio empeño por ascender en su carrera, edificando todo su sentido en unas constantes repetitivas que, en algunos casos, son capaces de ofrecer una diversión más que satisfactoria.

Basta con decir que Urusei Yatsura, pese a estar cimentado en aquel anime, ha cogido lo peor de nuestra sociedad actual: los microprocesos repetitivos del trabajo en cadena, y los ha transplantado en un envoltorio kawai capaz de crear una adicción considerable.

Todo ello mientras escalamos un piso tras otro, y erradicamos a un régimen totalitario de alienígenas invasores.

Vamos, la fórmula alquímica de la diversión, y del retro en estado puro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.