USAGI YOJIMBO

Samurai Warrior The Battles of Usagi Yojimbo Amstrad CPC Xtreme Retro

Imaginen una película de Akira Kurosawa dibujada por Walt Disney.

Stan Sakai ha conseguido mezclar a la perfección el espíritu de la cultura milenaria japonesa con el capitalismo del entretenimiento norteamericano, merced a un solo personaje: el conejo roninsamurai sin señor – Usagi Yojimbo.

Samurai Warrior The Battles of Usagi Yojimbo Commodore 64 Xtreme Retro

Este dibujante americano de origen japonés comenzó a ilustrar las aventuras de Usagi allá por el lejano 1.984.

Desde entonces, nuestro peculiar samurai no ha faltado a su cita con el quiosco, ni por supuesto, con los aficionados a los juegos de corte añejo.

Y como no podía ser de otro modo, Miyamoto Usagi ha cosechado un gran éxito en su país de origen.

usagi_yojimbo_vol_1_10

¿Su secreto?.

La habilidad de Sakai para mezclar la historia japonesa – no olvidemos que las aventuras de este conejo samurai suceden en el esplendor de los shoguns – pero siempre con un toque muy europeo.

A Stan Sakai se le notan, además, los años que ha pasado como entintador del Groo de Sergio Aragonés, pues su estilo conserva cierto mimetismo con uno de los pocos españoles que han triunfado en el muy peculiar mercado americano.

Samurai Warrior the Battles of Usagi Yojimbo ZX Spectrum Cover Xtreme Retro

Usagi Yojimbo está lejos del manga, pero también lo está de casi cualquier tebeo de la industria americana.

Pocas veces el rigor histórico y la historieta han ido tan unidas de la mano.

No en vano, Sakai creó un cómic atemporal, original y fresco.

Los personajes, protagonizados por animales como en muchas fábulas de la factoría de sueños, están bien perfilados y parecen vivos.

Y sus aventuras, desventuras, amores, odios y secretos se integran perfectamente en el marco histórico y geográfico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.