V-RALLY CHAMPIONISHIP EDITION

Nadie duda a estas alturas de la fidelidad de Infogrames hacia la añeja Game Boy.
.

No en vano, fue una de las compañías desarrolladoras que más esfuerzos dedicó a exprimir las posibilidades de la portátil.

Por descontado, un claro ejemplo de esta devota entrega es posible encontrarlo en el impresionante simulador que nos traemos entre manos, pues se antoja como una versión exquisita del soberbio V-Rally.
.

Tanto es así que los datos técnicos abruman, la sensación de velocidad sorprende y su acabado visual impresiona, dadas las capacidades de la máquina claro está.


Basta con decir que esta diminuta versión del clásico consigue transmitir con solvencia las enormes cualidades que ya ofrecía el juego de PlayStation.

.

Este detalle resulta mucho más meritorio por tratarse de una conversión para Game Boy de un título destinado a una plataforma de 32 bits, y más aún si tenemos en consideración que fue un simulador de velocidad que despuntó entre los mejores de la gris de Sony, al menos en el año de su estreno.

Pese a esta consabida dificultad, es preciso reconocer que Infogrames consiguió portear a Game Boy las mismas virtudes que encumbraron al original a la categoría de mito; a saber, un realismo digno de mención, gran velocidad y una acentuada sensación de competitividad.

Incluso se permitieron el lujo de añadirle nuevos alicientes como la recomendable opción de enfrentarse contra otros diez complejos rivales simultáneos, frente a los dos que ofrecía el primer compacto.

Los cuatro vehículos a disposición del usuario resultan ser fieles representaciones de las versiones auténticas, y todos los circuitos están engalanados por multitud de detalles que sin lugar a dudas recordarán a otros tantos referentes reales.

El acabado visual de los automóviles es precisamente uno de los aspectos más llamativos del programa, pues todos ellos cuentan con un buen número de animaciones, lo que permite disfrutar de unas escenas ciertamente espectaculares, como las que se suceden al colisionar, acentuando así el dramatismo del momento.
.

Sumadle a todos estos detalles la posibilidad de competir en el consabido mundial de rallys o tentar a la fortuna en el divertidísimo modo arcade, donde serán los tiempos personales de cada jugador los que dictaminen el rumbo a seguir en el transcurso de la partida.

En definitiva, un juego repleto de opciones, sobrado de calidad gráfica y adornado por una jugabilidad de las que marcan época.

LOS CIRCUITOS

El cartucho cuenta a su favor con diez circuitos y hasta varios tramos diferentes para cada uno.
.

Mención especial para las pistas del modo arcade, que no serán las mismas que las disponibles en el campeonato.
.


Con todo, es preciso hacer notar que aquellos que confíen en encontrarse con un arcade sencillo y asequible verán frustradas sus esperanzas, ya sea para bien o para mal.

.

LOS VEHÍCULOS

Serán cuatro en total los bólidos con los que el aficionado deberá enfrentarse a otros tantos rivales realmente competitivos.

Tal como cabía esperar, existe un representante para cada categoría, y cada uno de ellos cuenta con sus propias virtudes.

PRUÉBALO YA
.
Como de costumbre, aquí os dejo un recomendable emulador online desde el que podréis disfrutar de las bondades de este juego, para la ocasión en la potente versión de Game Boy Color.
.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.